El #Metoo lleva a Weinstein a la Corte


Las más recientes apariciones públicas de Harvey Weinstein, otrora hombre de poder en la industria de Hollywood, ilustran el declive de su trayectoria: apoyado en una andadera especial, entre abogados y lentes de las cámaras, acude a la corte para responder por acusaciones de presuntos delitos sexuales. Hoy empieza su juicio penal en Nueva York, el más importante de los procesos legales que se desarrollan actualmente en Estados Unidos (EU), según apreciación de los especialistas.

Weinstein, quien ha declarado dolencias de espalda y la necesidad de realizarse operaciones por su salud, es procesado por la Fiscalía de Manhattan por un cargo de delito sexual en primer grado; dos cargos de violación (en 2006 y 2013), en primer y tercer grado; y dos cargos de agresión sexual “depredadora”, contra 2 de las 90 mujeres que lo denunciaron públicamente desde que el escándalo se destapó en octubre de 2017. Mimi Haleyi, ex asistente de producción, y otra que permanece anónima, son las presuntas víctimas. Weinstein, de 67 años de edad, lo niega todo afirmando que se trató de relaciones sexuales consentidas.

“El juez James Burke ha permitido que declaren hasta cuatro mujeres no directamente relacionadas con las acusaciones. Son testimonios con los que la acusación pretende reforzar la idea de que hay un patrón de conducta que se remonta a décadas atrás. Si el jurado cree a la actriz y le hallara culpable de esto, además de las dos acusaciones concretas, la pena puede ser cadena perpetua”, recoge un reporte del diario El País.

Antes, Weinstein, abogados y sus socios del cine, negociaron con unas 30 actrices y exempleadas que decían pertenecer al grupo de víctimas de abusos sexuales y llegaron a un acuerdo de indemnización monetaria valorados en 25 millones de dólares, de acuerdo con The New York Times. Weinstein no tiene que admitir culpabilidad en ninguno de los casos negociados, pero ello no le libró del proceso penal que empieza hoy y puede extenderse entre 6 y 10 semanas.

El jurado será seleccionado mañana y no habrá cámaras en la sala durante el proceso, el único en firme a pesar de que se abrieron investigaciones en otras ciudades de EU y en Inglaterra.

El #Metoo lleva a Weinstein a la Corte

Victoria del #Metoo

Weinstein fue la punta de iceberg que desveló el movimiento #MeToo (Yo también), que nació luego de que el 5 de octubre de 2017 una investigación de The New York Times contará los detalles de las tres décadas de hostigamiento sexual de Weinstein a una cifra indeterminada de mujeres que trabajaron para las producciones cinematográficas y televisivas de su estudio Miramax.

Las acusaciones contra Weinstein encendieron las redes sociales y la actriz Alyssa Milano animó a compartir más testimonios usando la etiqueta #MeToo que se popularizó, señaló a más presuntos agresores y hoy alcanza uno de sus objetivos al sentar en la silla de los acusados a Weinstein, intocable figura masculina del cine.

“Es muy raro que una persona tan importante y con tantos medios económicos llegue a juicio por un asunto penal. Es muy raro porque normalmente es gente que tiene la capacidad para manipular el sistema”, valoró Paul Mones, un abogado de Los Ángeles especializado en casos de abusos sexuales, para El País.

Está aún fresca la condena del comediante Bill Cosby, también por delitos sexuales, pero se trata de un caso que viene de antes de los señalamientos contra Weinstein y la consecuente ola del #MeToo, que ha repartido acusaciones a rostros conocidos del cine, la televisión, música, danza y otros ámbitos: los directores audiovisuales Roman Polanski, Bryan Singer, Woody Allen y John Lasseter (uno de los fundadores de los estudios Pixar); los cantantes R. Kelly, Ryan Adams y Plácido Domingo; y los actores Dustin Hoffman, Kevin Spacey, James Franco, entre decenas más.



MÁS INFORMACIÓN