El informe de una perito apunta a que José Antonio Reyes pudo haberse salvado de haber tenido el quitamiedos las medidas correctas


El accidente que el pasado 1 de junio de 2019 le costó la vida al futbolista José Antonio Reyes sigue en proceso de investigación. ‘El Español’ publica este martes el informe de una perito, Miryam Moya, ajeno a la investigación oficial, que apunta a que la muerte podría haberse evitado de haber habido quitamiedos en la zona en la que el coche se salió de la carretera.

De hecho, tendría que haber sido así: según el citado informe, la valla de seguridad, el quitamiedos, medía menos de lo establecido y tenía que haber sido colocado unos metros antes. 

Aunque se desconoce la causa exacta del accidente, a falta de la publicación del informe oficial, la investigación de Moya asegura que pudo haberse evitado.

“El quitamiedos tenía 54 metros más los 16 lineales (70, en total) y el coche cae 29 metros antes. Por lo tanto, la barrera de seguridad –que no tenía las medidas adecuadas– no realizó su función, que es evitar que los vehículos que se salen de la calzada alcancen un obstáculo o un desnivel, con la tragedia que conlleva”, ha contado a ‘El Español’ la perito. 

En el accidente falleció, tras salirse de la carretera e incendiarse el coche, Jose Antonio Reyes y uno de sus primos. El tercer ocupante recibió el alta semanas después del accidente mortal. 



MÁS INFORMACIÓN

A %d blogueros les gusta esto: