El increíble caso de la mujer cuya sangre se volvió azul tras automedicarse contra el dolor dental


Imágenes de la mujer cuya sangre se tornó azul tras un tratamiento contra el dolor dental.
NEJM

La prestigiosa publicación médica New England Journal of Medicine ha publicado uno de esos casos que se ven de mucho en mucho. Es el de una mujer de Rhode Island que se automedicó para tratar un dolor dental y sufrió un curioso efecto secundario: su sangre se volvió azul oscura.

La mujer, de 25 años, había ido a urgencias alegando fatiga, debilidad muscular y tono azulado de la piel. Además, tenía bajos niveles de oxígeno en sangre. El primer tratamiento no dio resultado, así que los médicos le sacaron sangre y fue cuando descubrieron con estupor que tenía la sangre azul.

La paciente reveló también que la mujer había tomado benzocaína por vía tópica. Se trata de un anestésico de acción rápida que se vende sin receta. Este medicamento provocó en la mujer una enfermedad llamada metahemoglobinemia, que se produce cuando en sangre hay demasiada metahemoglobina, una versión de la hemoglobina, la proteína roja de las células sanguíneas con gran cantidad de hierro que transporta el oxígeno por el cuerpo. Si hay demasiada metahemoglobina, la hemoglobina no puede transportar el oxígeno a las células de forma normal. El exceso de esta sustancia torna la sangre azul.

Pese a que la enfermedad puede poner en peligro la vida de los pacientes, existe un tratamiento muy efectivo: el azul de metileno. Se administró este químico por vía venosa a la paciente y su sangre recuperó el color normal.



MÁS INFORMACIÓN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: