El Gobierno planea eliminar las ayudas por tributación conjunta


El Gobierno planea eliminar de manera “paulatina” la reducción por tributación conjunta en el IRPF al considerar que “genera un desincentivo a la participación laboral del segundo perceptor de renta”, que suelen ser mujeres. La medida, que pretende fomentar la incorporación de las mujeres al trabajo, viene recogida en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia remitido a Bruselas para la reconstrucción económica tras la crisis de la Covid, adelantó ayer El País, y se adoptará mediante el establecimiento de un régimen transitorio.

Beneficia a dos millones de hogares y su coste anual asciende, según los últimos Presupuestos Generales del Estado, a 1.000 millones de euros. “Se incluye la paulatina desaparición de la reducción por tributación conjunta mediante el establecimiento de un régimen transitorio, debido a que genera un desincentivo a la participación laboral del segundo perceptor de la renta (principalmente mujeres)”, indica el documento.

Según el Plan, “un sistema tributario moderno no debe servir exclusivamente para procurar unos ingresos que financien el gasto público, sino que debe contribuir directamente a potenciar el impacto de las políticas públicas, sirviendo de catalizador para lograr transformaciones en ámbitos como la igualdad de género, la atención a la discapacidad, la conservación del medioambiente o la protección a la salud”.  “Hay bastante consenso en que esta medida desincentiva la entrada de la mujer en el mercado laboral“, indican desde Hacienda.

La reducción por tributación conjunta del IRPF depende de la modalidad de unidad familiar y beneficia especialmente a rentas medias y altas. En el caso de las integradas por ambos cónyuges y, si los hubiera, los hijos menores de edad, así como los mayores incapacitados sujetos a patria potestad, la base imponible se reducirá en 3.400 euros anuales. En unidades familiares monoparentales, formadas por el padre o la madre y los hijos menores o mayores incapacitados, en 2.150 €/año.

La Autoridad Fiscal (Airef) elaboró el año pasado un informe sobre los beneficios fiscales del sistema tributario español en el que, precisamente, repasaba las ventajas e inconvenientes de esta reducción en el IRPF. Calculaba que supondría esta iniciativa una pérdida anual de recaudación de 2.392 millones, y que afectaría a hasta 4,2 millones de personas, 2,1 millones de hogares, el 18% de los contribuyentes y el 17% de las familias. Eso sí, según este organismo, el beneficio fiscal se repartiría entonces de manera homogénea y no alteraría la desigualdad.

Reacciones

Ante las informaciones de este plan del Gobierno de eliminar la tributación conjunta del IRPF, las críticas no se hicieron esperar por parte de toda la oposición. Por un lado, la portavoz del PP en el Congreso, Cuca Gamarra, dijo que así “Sánchez asfixia otra vez a clases medias y familias”. 

Por otro, el líder de Más País, Iñigo Errejón, calificó esta medida de “un error en el peor momento” porque “si hay que recaudar no puede ser cargando un peso más sobre los hombros de quien menos tiene”. 

Y la presidenta de Cs, Inés Arrimadas, también criticó que Sánchez celebrara el Día de la Madre “sableando a impuestos a cuatro millones de familias”.



MÁS INFORMACIÓN

A %d blogueros les gusta esto: