El Gobierno libera otros 20.000 millones en avales solo para pymes y no descarta ampliar el fondo de 100.000 millones


El Consejo de Ministros ha acordado este martes liberar un cuarto tramo de 20.000 millones del fondo de 100.000 euros en avales ICO para respaldar los créditos que pidan las empresas afectadas por el Covid-19. Como novedad, este tramo se dirige solo a pymes y autónomos, no a compañías mayores. Una vez que se agote, ya solo quedarán 15.500 millones disponibles, aunque la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, no ha descartado que pueda ampliarse el importe del fondo.

Con este nuevo tramo, el Gobierno ha puesto ya a disposición un total de 84.500 millones del fondo de 100.000 que aprobó al inicio de la emergencia sanitaria para ayudar a empresas y autónomos a obtener liquidez por medio de créditos bancarios. Así, el Instituto de Crédito Oficial (ICO) avala un porcentaje del capital solicitado, que varía en función de si es una empresa o una pyme o autónomo. En el caso de estos dos, respalda el 80% del crédito.

El primer tramo, de 20.000 millones, se dividió en avales para empresas y pymes y autónomos al 50 mientras que el segundo, aprobado el 10 de abril, fue por primera vez solo para autónomos. El tercero, también de 20.000 millones volvió a dividirse mientras que la cuarta partida, aprobada en el Consejo de Ministros del 5 de mayo fue la más cuantiosa, de 24.500 millones, que se repartieron entre empresas, pymes y autónomos, empresas no financieras que operan en el mercado alternativo y a la Compañía Española de Refinanzamiento (Cersa).

Este martes, los nuevos 20.000 millones volverán a ser solo para pymes y autónomos en una nueva revisión del mercado de estos créditos que, según ha dicho Montero, es lo que motiva que el Gobierno vaya liberando por tramos y no de forma íntegra el fondo aprobado  de 100.000 millones. “No los ponemos a disposición de una sola vez para conocer las necesidades del mercado”, ha dicho Montero.

Pymes y autónomos denuncian obstáculos

Precisamente, los autónomos han hecho saber al Gobierno su queja por los obstáculos que encuentran para que las entidades bancarias les concedan estos créditos respaldados por el Estado. En concreto, denuncian que los bancos priorizan refinanciar deudas en lugar de dar liquidez nueva o las dificultades para acceder a un crédito si no se es cliente de la entidad.

Ajeno a estas críticas -que se han hecho llegar directamente a varios ministros- Montero aseguró la semana pasada en nombre del Gobierno que esta línea de créditos ICO funciona.

Cree que lo hace hasta el punto de que la portavoz y también ministra de Hacienda no ha descartado este martes que cuando se agote el fondo previsto de 100.000 millones pueda haber más avales del Estado.

“Cuando se agoten los otros 20.000 millones y si hace falta mayor liquidez por parte de las empresas el Ejecutivo estudiará la posibilidad de los mecanismos de liquidez”.



MÁS INFORMACIÓN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: