El Gobierno francés anuncia la preparación de un plan de acción contra los radicales islamistas


El Gobierno francés preparará en los próximos días un plan de acción para luchar contra el islamismo radical en el país, informaron fuentes del Elíseo tras la reunión del Consejo Nacional de Defensa.

Versión impresa

El plan fue esbozado tras esta sesión convocada de urgencia por el presidente, Emmanuel Macron, en respuesta al asesinato, el pasado viernes, de un profesor de secundaria que había mostrado caricaturas de Mahoma durante una clase sobre libertad de expresión.

Macron pidió “actuar muy rápidamente sobre acciones concretas”, señaló una fuente del Elíseo a la prensa tras la reunión.

El punto más destacado del plan consiste en hacer un seguimiento más estrecho de individuos y asociaciones que promuevan puntos de vista radicales islamistas, con acciones más decididas por parte de las autoridades.

Por ejemplo, el Ministerio del Interior trabaja con una lista de asociaciones sobre las que aplicar más control y, llegado el caso, buscar un marco jurídico para disolverlas.

Regístrate para recibir contenido exclusivo

Además, se va a vigilar y responder de forma más activa a la difusión de mensajes de odio por las redes sociales, después de que el padre de una alumna y un conocido propagandista islamista divulgaron mensajes contra el profesor asesinado y divulgando datos personales suyos.

Por ejemplo, el viernes pasado se contabilizaron ochenta mensajes de aprobación del asesinato del profesor. Sus autores serán investigados por las autoridades.

También se va a reforzar la seguridad de los centros educativos y de los docentes cuando se presente problemas relacionados con el radicalismo.

VEA TAMBIÉN Italia espera nuevas limitaciones para contener el avance del coronavirus

Y se aumentará la seguridad de algunas escuelas e institutos para cuando terminen las actuales vacaciones de otoño, de forma que las medidas estén en marcha para el retorno a clase del próximo 2 de noviembre.

Anteriormente, el ministro del Interior, Gérald Darmanin, anunció que ha instruido a los prefectos (jefes de policía) para que expulsen a 231 extranjeros que residen ilegalmente en el país y están fichados por su radicalización islamista. De ellos, 180 están actualmente encarcelados.

La reunión del Consejo Nacional de Defensa duró cerca de tres horas, tuvo lugar en el Elíseo y en ella participaron, además de Macron, el primer ministro, Jean Castex, y otros seis miembros del Gobierno, los titulares de Interior, Justicia, Defensa, Exteriores, Educación y Ciudadanía, así como el fiscal nacional antiterrorista.



MÁS INFORMACIÓN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: