El famoso malware ‘I love you’ podría volver a infectar miles de ordenadores


El virus informático ‘I love you’ era un correo electrónico con el asunto ‘ILOVEYOU’ y un archivo adjunto llamado ‘LOVE-LETTER-FOR-YOU.TXT.vbs’. Cuando los usuarios abrían el documento, el malware infectaba el ordenador y se autoenviaba a las direcciones de correo que la víctima tenía guardadas.

‘I love you’ se propagaba a través de las redes y cambiaba los ficheros del PC infectado. Su creador es el filipino Onel de Guzmán y creó el virus en 2000, propagándose inmediatamente en 50 millones de equipos de Estados Unidos, Europa y América Latina.

Daniel Largacha (director del Centro de Operaciones de Seguridad de Mapfre) afirma para ABC que “en España tuvieron menos afectación que en otros países por una cuestión cultural, ya que estos virus estaban muy orientados a angloparlantes”.

Dicho malware paralizó los servicios de Ford, AT&T, las operaciones del Congreso y la Reserva Federal norteamericanas, Iberia, Tele5, Endesa, Prisa, el Pentágono y el Parlamento Británico.

Largacha señala para ABC que ‘I love you’ se podría repetir de manera masiva “dada la situación geopolítica actual en la que toma mayor relevancia el ámbito de la ciberguerra”.


Google Chrome avisará a los usuarios si su contraseña se filtra para que la puedan cambiar.

Cómo se propagaba el virus, al detalle

‘I love you’ se introducía en el ordenador y creaba varías copias de sí mismo en el disco duro. Cuando accedía a la configuración de Windows, el malware se enviaba a todas las direcciones de correo electrónico que almacenaba el usuario en su bandeja de entrada.

El archivo era un documento Word con un código y cualquier usuario podía cambiarlo, por consiguiente, aparecieron 18 versiones distintas.

El virus escribía con su código los archivos con extensiones .VBS y .VBE; eliminaba los archivos .JS, .JSE, .CSS, .WSH, .SCT y .HTA; creaba otros con la misma extensión y nombre; y localizaba JPG, .JPEG, .MP3 y .MP2 para eliminarlos y crear archivos con la misma nomenclatura junto a la extensión VBS.

Luis Corrons (especialista en ciberseguridad de Avast) indica en Infobae que “las empresas de antivirus tuvieron que enviar instrucciones por fax a los clientes, ya que no podían recibir ningún correo electrónico y la cantidad de tráfico generado por el virus que se enviaba a sí mismo obligaba a las empresas a desconectarse”.

Según Computer Economics, los daños económicos del virus se tradujeron en 10.000 millones de euros.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.



MÁS INFORMACIÓN