El experimentado Raúl es el 5to eliminado de la competencia


En un quickfire propuesto en algún momento maquiavélico del chef Charlie y del chef Jorge, los chefs tuvieron que superar el gran desafío del huevo.

Sí, el huevo parece un ingrediente fácil, pero no lo es. En la primera fase, ni un chef logró un huevo duro perfecto. Sin embargo, el chef Pedro y una indignada María De Los Ángeles les otorgaron una segunda oportunidad para continuar con el desafío.

Luego de haber hecho un huevo revuelto, uno pochado y finalmente “un platazo” de huevo, donde éste debía ser la estrella, el ganador de la inmunidad fue Hiram, quien superó a Lucho.

En el reto grupal, llevamos a los chefs al Hotel Gamboa Rainforest Reserve, donde les aseguramos que “solo se quedarían a dormir” y que de allí partirían a su próxima locación. Y pues… Todo era parte de un plan. Los chefs fueron despertados por María a las 3 de la mañana. Ella les anunció que eran los encargados de preparar el desayuno de todo el hotel.

Los equipos que lograron los mejores desayunos fueron el de Lali, Alonso, Lucho e Israel, y el conformado por Pascual, Vanesa, David e Hiram. A eliminación, fueron enviados Raúl, Andrea, Edy y Alexander.

Sin embargo, como parte de sus beneficios por ser el inmune, Hiram tuvo la oportunidad de salvar a uno, escogiendo a Alexander (su compañero de fiesta en la noche anterior), quien no se vio en la penosa situación de ir al reto de eliminación.

En el último reto, el chef invitado fue Chombolín, quien es famoso por su respeto a los productos. Por este motivo, el reto se trataba de hacer un plato con un centollo, el cual debían utilizar al 100% (usar todas sus partes dentro de la preparación).

Uno de los favoritos de la competencia, Raúl, fue el eliminado de esta semana, dándole un aliento a Andrea que poco a poco va demostrando su calibre y a Edy quien sacó su casta.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook