El español Carlos Alcaraz es el campeón más joven del Masters 1000 de Miami


El español Carlos Alcaraz derrotó este domingo al noruego Casper Ruud y se convirtió en el campeón más joven en la historia del Masters 1000 de Miami, acabando también con la maldición del tenis de su país en este prestigioso torneo.

A sus 18 años y 11 meses, Alcaraz se impuso a Ruud por marcador de 7-5 y 6-4 para alzar el primer gran trofeo de su meteórica carrera.

Alcaraz es el primer español en triunfar en Miami y el campeón más precoz de las 37 ediciones del torneo, superando al serbio Novak Djokovic (19 años y 10 meses en 2007).

El español comenzó a confirmar su inmenso potencial en una final a la que no pudieron llegar los aspirantes a suceder al ‘Big 3′ de la ATP formado por Djokovic, Rafael Nadal y Roger Federer, todos ausentes de Miami por diferentes motivos.

En el conjunto de torneos Masters 1000, Alcaraz es el tercer campeón más precoz después del estadounidense Michael Chang en Toronto en 1990 (18 años y 157 días) y Nadal en Montecarlo en 2005 (18 años y 318 días).

“Estoy quemando etapas tan rápido. No esperaba esto. Mi objetivo era acabar el año en el top-15 (de la ATP) y ya estoy en el número 11 y cerca del top-10. Esto es por el trabajo duro que ponemos mi equipo y yo cada día”, afirmó.

“Ahora me gustaría ganar un Grand Slam pero eso es algo muy grande”, afirmó con una sonrisa.

El propio Nadal, el tenista con más títulos de Grand Slam (21), nunca pudo triunfar en Miami, donde perdió hasta cinco finales (2005, 2008, 2011, 2014, 2017).

Tampoco lo lograron los finalistas españoles Sergi Bruguera (1997), Carlos Moyá (2003) y David Ferrer (2013).

Alcaraz acabó con la sequía en una final en la que exhibió no solo su exuberante tenis sino una inusual sangre fría para remontar una desventaja de 1-4 en el primer set.

Ruud, con una mayor jerarquía en el ranking de ATP (8º puesto por 16º de Alcaraz), era también debutante en una final de Masters 1000 y no pudo recobrarse de la remontada de su rival en el primer set.

El español venía avisando de su potencial desde que tumbó en septiembre a Stefanos Tsitsipas, entonces número tres mundial, y se convirtió en el tenista más precoz en llegar a los cuartos de final del Abierto de Estados Unidos en la era Open (desde 1968).

En febrero se convirtió en el más joven en ganar un torneo de categoría ATP 500, con su triunfo en Río de Janeiro, y en entrar en el top-20 de la ATP entre los jugadores en activo.

En marzo disputó unas trepidantes semifinales ante su ídolo Nadal, el único que lo ha podido ganar en sus 20 partidos de 2022 junto a Matteo Berrettini en el Abierto de Australia.



MÁS INFORMACIÓN