el diseño y las cámaras premium se imponen al carácter tardío


Huawei quiere recuperar el tiempo perdido en España en lo que a móviles se refiere. En lo que llevamos de 2022 ya han llegado más dispositivos que en todo 2021 (que además aparecieron en la recta final del año). Hace poco vino el Huawei nova 9 SE y antes, a finales de enero, salieron a la venta dos esperados gama alta: el plegable de bolsillo Huawei P50 Pocket y el Huawei P50 Pro, un smartphone de apreciable nivel con la pega de su carácter tardío y con el condicionante, como se sabe que ocurre con la marca china, de la ausencia de los servicios de Google.


20Bits prueba el Huawei nova 9

El Huawei P50 Pro, disponible por 1.200 euros en una configuración de 8 GB + 256 GB, seduce de partida por su diseño, definido por lo elegante y lo atrayente y que llama la atención por el contundente módulo compuesto por dos círculos, dos ‘ojos’ donde se alojan los sensores, plasmación con la que se busca resaltar el poderío fotográfico.

Así luce en la calle el Huawei P50 Pro
Así luce en la calle el Huawei P50 Pro
(20Bits)

El acabado resulta agradable al tacto y en color Chocolate dorado reviste un especial refinamiento. Los brillos, los reflejos y, en definitiva, lo chulo del estilo desplegado hacen que se perdone lo mucho que se notan las huellas. En la vertiente estética cabe apuntar también la sensación premium que desprenden los marcos. Pesa 195 gramos y tiene 8,5 mm de grosor.

Las cámaras, tecnología en la que intervienen el factor Leica, la óptica Huawei XD y el motor de imagen Huawei XD Fusion Pro, deparan fotografías y vídeos que se adscriben a lo bastante cautivador gracias a su calidad. La cámara True-Chroma de 50 MP, la principal, se conjuga con una True-Chroma monocromática de 40 MP, una ultra gran angular de 13 MP (campo de visión de 120 grados) y un teleobjetivo de 64 MP. Salvo la ultra gran angular, las otras tres cuentan con estabilización óptica de imagen (OIS). Delante, en la parte superior central, figura el sensor para selfis (13 MP).

El modo monocromático (blanco y negro), la cámara lenta, la cámara rápida, el creador de historias, la alta resolución, las dos vistas, la grabación en 4K y el zoom, de buen nivel hasta los 10x (llega hasta los 100x, alcance para ‘trastear’ y poco más) centran la mirada en lo relativo a las funciones de una aplicación específica que funciona con rapidez y a la perfección.

La pantalla de 6,6 pulgadas del Huawei P50 Pro
La pantalla de 6,6 pulgadas del Huawei P50 Pro
(20Bits)

Al lado seductor del Huawei P50 Pro contribuye una muy buena pantalla, una True-Chroma OLED de 6,6 pulgadas con resolución FHD+, fluidez de 120 Hz (la mejor opción es elegir la frecuencia de actualización dinámica), muestreo táctil de 300 Hz y los mil millones de colores. El punto curvo del panel, con el contenido que ‘cae’ un poco por los lados, redondea la sugerencia.

En el escalón de lo notable se ubica la carga rápida, la Huawei SuperCharge de 66W, para una batería de 4.360 mAh, capacidad que se antoja algo escasa dentro de los estándares actuales, ya que predominan las de 5.000 mAh. Convence en términos de autonomía, aunque podría haber sido mejor. Respecto a la velocidad de carga, si el móvil está al 20% (cuando empieza a pedir un aporte energético) supera el 63% en 20 minutos y el 83% en media hora. El dispositivo contempla además la carga rápida inalámbrica de 50W.

Los condicionantes

Señalado lo positivo, lo negativo reside principalmente en la ausencia de los servicios de Google, carencia de software derivada del conocido veto estadounidense, con todo lo que ello implica en cuanto a la experiencia del usuario. Como se ha comentado, el Huawei P50 Pro es un teléfono más que notable, pero al recomendarlo hay que tener en cuenta la significativa circunstancia, que sigue siendo una limitación y un freno.

Sin embargo, a la vez es justo señalar el esfuerzo y el trabajo de Huawei encaminado a suavizar y minimizar el problema de la mano de la profundización en su universo propio: Petal Search, App Gallery, Petal Maps… Dentro de la inmersión en las alternativas que propone Huawei, el móvil no se rige por HarmonyOS como en China, sino por Android 11 según EMUI 12.


El altavoz puede emparejarse con otro para contar con una experiencia más inmersiva.

La integración del procesador Qualcomm Snapdragon 888 entraña dualidad. Da un gran rendimiento, algo natural por su poderío, pero no puede pasarse por alto que fue el chipset estrella de la gama alta… en 2021. Al respecto de este carácter tardío no hay que olvidar que el Huawei P50 Pro desembarcó en España en enero y que en el gigante asiático se lanzó el pasado verano. Asimismo, el Snapdragon 888 llega en su versión 4G, no con la 5G, otro inconveniente para un dispositivo premium en pleno 2022.

El Huawei P50 Pro en color Chocolate dorado
El Huawei P50 Pro en color Chocolate dorado
(20Bits)
Ficha técnica del Huawei P50 Pro

  • Pantalla: OLED de 6,6 pulgadas (FHD+, 120 Hz)
  • Procesador: Qualcomm Snapdragon 888
  • ​Configuración: 8 GB + 256 GB
  • Cámaras traseras: 50 MP + 40 MP + 13 MP + 64 MP
  • Cámara frontal: 13 MP
  • Batería: 4.360 mAh con carga rápida de 66W (inalámbrica de 50W)
  • Conectividad: 4G
  • Sistema operativo: Android 11 según EMUI 12
  • Otros elementos: Huawei Mobile Services, NFC, sensor de huella en pantalla, altavoces estéreo, IP68
  • Peso: 195 gramos
  • Precio: 1.199 euros

PUNTUACIÓN 20BITS: 8/10

  • Lo mejor: el elegante diseño, las cámaras y la pantalla

    Lo peor: la inevitable ausencia de Google y que el estupendo procesador sea el ‘chipset’ estrella pero de 2021 y en su versión 4G  

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.



MÁS INFORMACIÓN