El coronel Manuel Morato: “Se personaliza en Putin pero, aunque no estuviera, la guerra no se iba a terminar”

“Cuanto más querido es el que ataca, más duele. Por eso son tan sanguinarias las guerras civiles, y esto es muy parecido a una guerra civil”. Con estas palabras describe la guerra entre Rusia y Ucrania el coronel del Ejercito de Tierra Manuel Morato. El que fuera Agregado de Defensa para Rusia y Ucrania en Moscú entre 2004 y 2008 habla con 20minutos sobre el desarrollo del conflicto y la visión de la sociedad rusa de esta guerra. 

Morato es actualmente presidente del Instituto de Debate y Análisis de Políticas de Seguridad y en la década de los noventa estuvo destinado en la División de Asuntos Políticos del Cuartel General de la OTAN. Todo un currículum que le refresa para hablar sobre la ampliación de la Alianza Atlántica hacia los países del este, las peticiones rusas para frenarla y el apoyo interno de presidente Putin.

Usted fue agregado de defensa para Rusia y Ucrania. ¿Cómo fue la relación con los mandos de ambos ejércitos?

La verdad es que durante el tiempo que estuve allí la relación era francamente buena en todos esos países, tanto en Rusia como en Ucrania o Bielorrusia. No me puedo quejar porque fue una época buena en la que las relaciones de estos Estados con el Ministerio de Defensa español eran magnificas.

Está siendo difícil prever cuánto va a durar la guerra en Ucrania. ¿Cree que el conflicto se alargará?

Bueno, evidentemente aquí hay varias cuestiones. La dirección de la guerra es imprevisible, incluso suponiendo y aceptando que las negociaciones vayan por buen camino. En un momento determinado todo se puede torcer. Mientras no haya un acuerdo final de la forma que sea y no se retiren las fuerzas rusas de Ucrania, la posibilidad de que esto continúe y se alargue es real. ¿Por cuánto tiempo? Pues mientras uno siga atacando y el otro resistiendo.

En caso de que se alargue, ¿a quién beneficiaría?

Está claro a quién perjudica: al pueblo ucraniano, que está sufriendo el ataque. Incluso cuando se hablaba en las negociaciones de reducir los ataques, sin alto el fuego, para quien los recibe no hay reducción que valga. La reducción solo es buena para estar en mejor o peor condición para negociar. Y por eso siguen los ataques, porque Rusia dice que uno de sus objetivos es debilitar a Ucrania.

¿Existe la posibilidad de que Rusia se anexione Ucrania?

No, Rusia nunca ha hablado de anexionarse Ucrania. Lo que Rusia pretende está claro en sus peticiones, primero en los acuerdos antes de la guerra con la OTAN y Estados Unidos, y ahora en las negociaciones de paz con Ucrania. Eso sí, a medida que va evolucionando la situación Rusia verá si puede seguir exigiendo todo o una parte de lo que quería. Y Ucrania igual, en función de los daños recibidos, también verá si puede continuar… y si le interesa continuar o no.

El coronel Manuel Morato.
JOSÉ GONZÁLEZ

En ocasiones se dibuja a las tropas rusas como desmotivadas, que no sabían a que iban, mal pagados… ¿Es realmente así o es parte de la propaganda?

En una guerra siempre está presente la propaganda sobre las bajas y daños propios y del enemigo. Esto pasa en todas las guerras, no solo en esta que es híbrida, como las que hemos conocido en el Siglo XXI. Todo esto se estudia y se  da más publicidad a unas cosas frente a otras por la moral de la tropa y de toda la población. Muchas guerras se ganan no solo económicamente, sino también  en los medios. Rusia perdió la guerra de los medios de comunicación desde el primer día; lo cual no quiere decir que pierda la guerra. Esto, desde mi punto de vista desde Occidente, obviamente en Rusia no se ve igual. Yo no creo que Putin y su gobierno hayan perdido esta guerra a nivel interno, ni tampoco creo que la haya perdido en una gran parte de Asia, África e incluso en América Latina.

“Yo no creo que Putin y su gobierno hayan perdido esta guerra a nivel interno”

¿Cree que hay apoyo dentro de Rusia a esta guerra?

Eso cambia con la evolución de la guerra y con el conocimiento que se tiene de la misma. La información que reciben los rusos no tiene nada que ver con la que recibimos nosotros. Por otra parte, rusos y ucranianos tienen grandes lazos familiares, sociales, de sangre, de amistad, así que debe ser también duro para ellos. Estoy convencido de que habrá muchos rusos en contra de lo que está pasando. Los ucranianos estaban abrazándose a los rusos hasta antes de ayer. Esto que hay ahora es la típica relación que puede haber en una familia en la que todos se llevan muy bien y de pronto se corta y se convierten en enemigos. Cuando uno recibe un ataque tiende a defenderse. Cuantos más ataques se reciben, más ofendido se siente uno. Y cuanto más querido es el que ataca pues más duele. Por eso son tan sanguinarias las guerras civiles, y esto es muy parecido a una guerra civil.

¿Podría entonces esta situación pasar factura a Putin?

Si se refiere a un posible golpe de Estado contra Putin, creo que en este momento de ninguna manera, pero mañana pueden pasar muchas cosas. Se personaliza en Putin, pero si Putin no estuviera la guerra no se iba a terminar porque su Gobierno tiene un más que importante apoyo social. Pero insisto, estas cosas cambian y si la guerra se alarga pueden suceder muchas cosas. 

Entonces, ¿el relato actual que se está produciendo en Occidente de un fracaso en la estrategia militar de Rusia al inicio de la invasión no es cierta?


Fernando Alejandre Martínez, en su toma de posesión como jefe de Estado Mayor de la Defensa (Jemad)

Esos son elucubraciones. ¿Por qué? ¿De dónde sacamos eso? Si Rusia hubiese querido hacer una guerra relámpago lo hubiera hecho desde el principio con la aviación y con otra parte de la artillería que ha usado. Rusia ha organizado una guerra al estilo convencional, con medios blindados, con carros de combate, con piezas autopropulsadas de artillería, también con misiles y cohetes, claro, pero con armas menos lesivas. Rusia tiene una enorme panoplia de armas para usar, las peores, las de mayor destrucción, las armas de destrucción masiva, que afortunadamente no ha utilizado. Hoy en día las guerras tienen muchas más facetas, la sociedad civil tiene una importancia tremenda y para poder ganarlas tienes que ser rápido.

“Si Rusia hubiese querido hacer una guerra relámpago lo hubiera hecho con la aviación y con otra parte de la artillería”

¿Cree que que se podría haber evitado esta situación?

El problema está en que quienes podrían haberlo evitado no van a reconocerlo.

¿Quiénes son los que podrían haberlo evitado?

No voy a señalar a nadie, pero usted se puede imaginar que si las partes han llegado a esta situación es porque no han querido llegar a un acuerdo. ¿Cómo se tenía que llegar a ese acuerdo? Pues no lo sé, pero sí puedo decir que, como suelen admitir los estudiosos, las guerras son el último recurso. En este caso está claro que Rusia y Ucrania deberían haber llegado a una solución que evitará la guerra. ¿Quiénes más tienen responsabilidad? Todos aquellos que no hayan colaborado en conseguir ese acuerdo.

Rusia alega que una de las causas para entrar en guerra es evitar que Ucrania entre en la OTAN. Aseguran que tras disolverse la URSS les prometieron que la Alianza estaría lejos de sus fronteras.

Es evidente que durante la Guerra Fría había una cierta estabilidad por el respeto mutuo de los bloques y por aquello de la destrucción mutua asegurada. La caída del Muro de Berlín y la disolución de la Unión Soviética supuso un cambio total de la arquitectura de seguridad en Europa. La Alianza Atlántica se ha ampliado y esto lógicamente no agrada a Rusia porque, según documentos desclasificados, recibieron garantías de que la OTAN no se iba a ampliar. 

¿Obligar a otro estado a no entrar en la OTAN no es atentar contra su soberanía?

Abrir a la posibilidad de que Ucrania y Georgia entraran en la Alianza fue un error y en Rusia produjo un revulsivo tremendo. La OTAN no es una organización que tenga la intención de atacar Rusia, pero desde el punto de vista ruso nos hemos aproximado a sus fronteras. Es de pura lógica que los responsables de la seguridad en Rusia pueden pensar que quizás ahora no me van a atacar pero, ¿qué pasaría si cambian determinados Gobiernos o llegan al poder personas con otras intenciones o intereses? Son preocupaciones de seguridad entendibles.

MÁS INFORMACIÓN