El Consejo de Europa pide desterrar el término “pornografía infantil” por no reflejar la gravedad del delito

El Comité de Lanzarote del Consejo de Europa pide que se utilice el término “material de abuso sexual infantil”, en lugar de la expresión “pornografía infantil” utilizada habitualmente y que a su parecer no refleja la gravedad del fenómeno.

“El término pornografía infantil puede ser engañoso y socavar la gravedad de los delitos a los que se refiere o echar la culpa al niño”, señala el comité en un informe de recomendaciones a los 43 Estados parte del Convenio de Lanzarote sobre la protección de los niños contra la explotación y los abusos sexuales, entre ellos España.

En cambio, “material de abuso sexual infantil” se refiere al material que representa actos de abuso sexual de los niños, centrados en los genitales del menor”, añade el organismo en su documento publicado este viernes.


Este comité de expertos que supervisa el convenio apuesta por incorporar esa expresión en los marcos jurídicos y en las políticas de prevención y protección contra los abusos sexuales.

En el informe se centra en los desafíos del “aumento significativo” de las imágenes de explotación de menores generadas y en la forma de mejorar el marco legal para prevenir, investigar y enjuiciar estas formas de explotación, y la identificación y protección de las víctimas.

Piden que el último recurso sea procesar a menores

Recomienda que “los menores no sean imputados por poseer o compartir imágenes y/o vídeos sexuales generados por ellos mismos cuando poseer/compartir dicho material es voluntario y está destinado únicamente a uso privado”.

Si la distribución del material se realiza sin el consentimiento del menor, “se debe dar prioridad a las medidas educativas y de otro tipo destinadas a apoyar a los niños en la exploración de su desarrollo sexual”.

A su parecer, procesar menores por conductas relacionadas con “material de abuso sexual infantil” sólo debe ser un último recurso.


Detenido un hombre en Almería por ciberacosar sexualmente a 23 menores.

El comité invita a un grupo de países, entre ellos España, a garantizar que las personas en contacto regular con niños, en el ámbito educativo, de protección social y deportivo, puedan denunciar los abusos sexuales a un menor, cuando haya motivos razonables.

También pide fomentar una conciencia de protección de derechos de los menores entre las personas que tengan contacto con ellos, en ámbitos de educación, salud, protección social, fuerzas del orden y deporte.

Anima a tomar las medidas legislativas necesarias para “ayudar a los menores víctimas de explotación sexual y maltrato en su recuperación física y psicosocial, teniendo en cuenta las opiniones necesidades y preocupaciones de los menores”.

El Convenio de Lanzarote se abrió a la firma en esa isla de Canarias (España) en 2007 y ya lo han ratificado los 46 Estados miembros del Consejo de Europa.

MÁS INFORMACIÓN