El Barcelona, cerca de asegurar el nuevo patrocinador de su playera para la próxima temporada


BARCELONA — El Barcelona mantiene “negociaciones avanzadas” con una empresa interesada en anunciarse en su playera a partir de la próxima temporada y que ocuparía el espacio de Rakuten, que ocupa este lugar desde 2017 y cuyo contrato, que finaliza el 30 de junio de 2022, no se espera renovar. Fuentes del club azulgrana revelaron a ESPN Digital que que las conversaciones se iniciaron “hace meses” y que el acuerdo, que se estima cercano, mejorará ostensiblemente las condiciones actuales con la empresa japonesa, que paga un fijo de 30 millones de euros.

La firma con el nuevo sponsor, que el club confía en anunciar antes de acabar el año, mostraría la fortaleza de la marca Barça a pesar de la marcha de Lionel Messi, desmintiendo las informaciones respecto a la caída de su popularidad e interés ante las grandes compañías por la baja del astro argentinol que se llegaron a calcular en 137 millones de euros, y reforzando su posición entre los grandes clubs del mundo.

La directiva de Joan Laporta, una de cuyas prioridades al alcanzar la presidencia del club era “pasar de los 29 sponsors a los 49”, mantuvo desde la campaña electoral, según anunció antes de las elecciones, conversaciones con diversas compañías, dos de ellas del sector tecnológico a las que se habría sumado en los últimos meses al menos una de ‘crypto exchanges’, dedicada a la compraventa de criptomonedas y que se convertiría en la primera de este ramo en anunciarse en la playera de un club de futbol… Aunque cuenta con opiniones contrapuestas en los despachos por considerarse un sector poco ético y cuyo acuerdo solo se contemplaría en el caso de suponer una oferta desorbitada.

Con todo, el Barcelona, a pesar de las actuales limitaciones en el mundo del patrocinio deportivo debido a la pandemia del coronavirus, estima alcanzar unos ingresos “muy superiores” a los 30 millones que actualmente obtiene de la compañía japonesa especializada en comercio electrónico y contenidos por streaming y a ello le añade la opción de patrocinar la manga izquierda de la playera, que quedó libre tras renunciar la compañía de electrodomésticos Beko a seguir pagando 19 millones anuales por hacerlo conjuntamente con la playera de entrenamiento, que mantiene hasta final de curso por 10 millones.

HISTÓRICA
Este martes se cumplen 15 años de la firma entre el Barça y UNICEF, revolucionario en su momento, en septiembre de 2006, y que llevó a la organización de las Naciones Unidas para la Infancia a ser la primera en anunciarse en la playera del primer equipo azulgrana, que la estrenó cinco días después en un partido de Champions frente al Levski solventado con una victoria por 5-0.

Presentado como un instrumento de promoción con fines solidarios aquel convenio provocó que el club pagase a la agencia dedicada a garantizar el cumplimiento de los derechos de la infancia el 0.7 por ciento de sus ingresos anuales, aproximadamente 1.5 millones de euros por temporada, y abandonase las diversas opciones que manejó en los meses anteriores, como eran la candidatura olímpica de Beijing 2008 o la casa de apuestas Betandwin y por las que se especulaba con unos ingresos superiores, en aquel momento, a los 12 millones de euros.

UNICEF se mantuvo en la playera del Barça hasta junio de 2011, seis meses después de que Sandro Rosell, que sustituyó en la presidencia a Joan Laporta en 2010, firmase un contrato con Qatar Foundation, por cinco años de duración y que le significó unos ingresos anuales de 30 millones de euros hasta 2016, siendo presentado por el entonces vicepresidente económico Javier Faus como un “hito extraordinario” al convertir al club azulgrana en el mejor pagado por lucir publicidad en su playera.

SUPERADO
Al cabo de diez años y después de que a finales de 2016 Josep Maria Bartomeu, quien sucedió en el mando a Rosell, no renovase la relación con Qatar y firmase con Rakuten, la playera del Barcelona ha quedado muy desplazada en cuanto a la mejor pagada en el futbol mundial, situándose en una discreta décima posición (también perjudicada por el coronavirus), con un ingreso de 30 millones de euros, muy lejos de los 70 que Fly Emirates le paga al Real Madrid y que le convierten en el líder del mercado.

El Barça, a través de la intermediación de Gerard Piqué firmó con Rakuten un contrato por cuatro temporadas por el que la multinacional japonesa pagaba un fijo de 55 millones de euros por curso entre las temporadas 2017-18 y 2020-21, cantidad que podía aumentar hasta los 61.5 millones anuales dependiendo de los resultados. Estos bonus establecían un premio de 5 millones por la conquista de la Champions League (que no se logró) y de 1.5 millones por ganar la Liga (sumó dos títulos que le significaron unos ingresos extras de 3 millones), no existiendo ninguna otra compensación por lograr otros títulos como la Copa del Rey, las Supercopas de España y Europa o el Mundial de Clubs.

El contrato firmado en noviembre de 2016 establecía una cláusula de ampliación por una temporada, que debía ser acordado por las dos partes en un periodo prudencial antes de la finalización y que fue prorrogado por el anterior presidente azulgrana, Josep Maria Bartomeu, en las últimas semanas antes de su dimisión en octubre de 2020.

Dicha prórroga, sin embargo, quedó marcada por la situación sanitaria, en plena pandemia por el coronavirus, y rebajó las condiciones hasta los 30 millones fijos, más variables hasta un máximo de 35 millones y valedero hasta junio de 2022.

RELANZADO
La firma del nuevo patrocinador de la playera supondrá para el Barça un “importante relanzamiento” se apunta desde el club, añadiéndose a los 105 millones por temporada que ingresa de Nike por la ropa deportiva y que se prolonga hasta junio de 2026.

Con el liderazgo de estos dos patrocinadores principales, el club azulgrana sostiene el propósito de mantener durante los dos primeros años de la presidencia de Laporta los cerca de 200 millones de euros por patrocinios, con el objetivo, a partir de ahí, de aumentarlos con la activación de otras categorías no explotadas hasta el momento.

)



MÁS INFORMACIÓN