el avión que sobrevuela Albacete sin piloto gracias a la energía solar


Realizar un vuelo sin emisiones contaminantes y sin la necesidad de usar energías fósiles no es ciencia ficción, sino que ya se conoció la pasada década de la mano de Solar Impulse. Este proyecto se ha querido impulsar dando un paso más para convertir estos aviones en todo un negocio viable. Con todos estos antecedentes, la empresa  Skydweller quiere convertirlo en realidad con su avión solar.

Este proyecto se está llevando a cabo en Albacete y todavía no ha entrado en la fase comercial, a pesar de que sí que ha ido consiguiendo pequeños logros durante este tiempo. La elección de esta la ciudad de Castilla-La Mancha no es casualidad, ya que los principales requisitos que venían buscando era un clima soleado y unos niveles de humedad bajos.


Los hidroaviones de Surcar Airlines facilitarán la comunicación entre las islas.

Una vez que consiguieron la ubicación, se empezó a llevar a cabo en el aeropuerto de Albacete este proyecto que cuenta con 120 trabajadores en la actualidad. Situarse aquí tampoco es casualidad, sino que se trata de un lugar estratégico tras llegar a un acuerdo con la base militar de al lado que les permite volar usando sus infraestructuras.

Este avión ecológico es muy ligero y encuentra problemas en el despegue cuando hay algo de viento, aunque consigue elevarse hasta los 13.000 metros de altura a la vez que se va recargando de energía solar. Conforme se va poniendo el sol, este artefacto va planeando unas diez horas haciendo uso de la energía acumulada y repitiendo el ciclo todos los días.

Es un aparato muy rápido que no tiene ni piloto ni pasajeros con una envergadura de 72 metros y un peso de 2,5 toneladas. El portavoz de la empresa aseguraba que “la ligereza es crucial” y que de toda su infraestructura lo que más pesa son “las baterías y los motores” y está íntegramente fabricado con “materiales compuestos como fibra de carbono”.

Es tanta la obsesión por quitarle peso a este avión que no tiene casi tren de aterrizaje, ya que, al no necesitar repostar, puede estar semanas o meses sin la necesidad de volver a tierra. Para cuando necesita aterrizar cuenta con “una pequeña rueda bajo el cockpit” y “otra rueda para apoyar la cola” aseguraba el portavoz de Skydweller.

El hecho de que no lleve piloto no es solo una cuestión de peso, sino que también se debe a que al poder estar incluso meses en el aire, es inviable para un humano pasarse tanto tiempo pilotando un avión. Esto además suponía un ahorro de casi 600 kg en algunas de sus necesidades como el asiento o el oxígeno, por lo que el aparato cuenta con un total de 400 kg para aguantar carga.


<p>Un avión Boeing 737-800 de American Airlines en el aeropuerto nacional Ronald Reagan, en Arlington, Virginia (Estados Unidos).</p>

El objetivo es comercial y sus dos clientes potenciales son los gobiernos y las administraciones públicas. No está pensado para usuarios particulares y entre algunas de sus funciones estarían vigilar los incendios forestales, los animales de una determinada zona o incluso el control de determinadas fronteras. Todo ello, sin la necesidad de repostar combustible.

El coste de uno de estos aviones será millonario y cuenta con una vida útil de unos veinte años, aunque todavía no han querido dar ninguna estimación precisa. Desde Skydweller aseguran que lo que más desgaste tiene son “las baterías y los motores” y que su previsión es que, en 2025, se consigan entre nueve y cien operativos con una proyección de mercado de “miles de aviones”, según el director de la empresa.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.



MÁS INFORMACIÓN