el Atlético y su fe recuperada contra el City de Guardiola en la Champions


En su mejor momento de la temporada, el Atlético de Madrid tiene el desafío más grande que se puede encontrar, con el Manchester City como rival para acceder a las semifinales de la competición que tanto desea y tanto se le resiste, la Champions. Será un choque de estilos (este martes la ida en el Etihad, 21 horas) que enfrentará a Simeone y Guardiola, dos ideas contrapuestas y también dos viejos conocidos que tienen, aunque ellos lo nieguen, entre ceja y ceja levantar la Orejona este año.

La Champions ha sido esquiva para el Cholo, que ha visto como dos veces se le escapaba de las manos en sendas finales ante el Real Madrid. También para Pep desde que salió de Barcelona, pese a rozarla el año pasado, cuando cayó en el partido decisivo ante el Chelsea. Y ambos se vuelven a enfrentar en la máxima competición continental, como en aquella eliminatoria de 2016, cuando el Atlético de Madrid eliminó al Bayern de Guardiola tras un agónico partido en Múnich en el que los rojiblancos aguantaron el asedio bávaro para, con un gol de Griezmann, sellar su billete para las ‘semis’.

“No dedicaré ni un segundo al debate sobre mi estilo y el de Simeone, es un debate estúpido“, aseguró ayer sobre el tema estrella Guardiola. “Son más ofensivos de lo que la gente piensa”, insistió.

“No dedicaré ni un segundo al debate sobre mi estilo y el de Simeone, es un debate estúpido”

Da gusto ver jugar al City, tiene futbolistas seguramente mejores que nosotros“, dijo por su parte Diego Simeone, que incidió en el esfuerzo constante de los jugadores del equipo inglés a la hora de recuperar el balón.

De lo que no hay duda es de que el sorteo no fue nada benévolo con el Atlético, al que le tocó uno de los grandes favoritos para levantar el título el sábado 28 de mayo en el Stade de France de París. El líder de la Premier está a un grandísimo nivel y su carrera con el Liverpool para llevarse la liga inglesa es de tal nivel que equipos como Chelsea, Tottenham, Arsenal y Manchester United están descartados hace ya bastantes jornadas. Una buena noticia para los colchoneros es que el partido entre citizens y reds, separados por un solo punto, se disputará el domingo que viene en el Etihad Stadium. Una distracción sin duda importante para los skyblues.

Pero el talento y la profundidad de banquillo del City es descomunal. Foden, Mahrez, Grealish, Sterling y Gabriel Jesús en ataque (los tres primeros apuntan al once) y un centro del campo de un talento descomunal con Rodri, Gundogan, Bernardo Silva y su líder, Kevin de Bruyne. En defensa, jugadores de buen pie y mentalidad ofensiva como Walker, Cancelo, Laporte y Stones para armar el ataque saliendo desde atrás.

En el Atlético, las esperanzas –y no son pocas– están puestas en dos aspectos: la gran mejora del equipo en el aspecto defensivo en las últimas semanas y la explosión definitiva, o eso parece, de Joao Félix. Todo apunta a que el City se volcará en ataque y estar atrás al 100% de concentración y de nivel es clave para mantenerse con opciones en la eliminatoria. La baja de José María Giménez, eso sí, es un duro palo. Y en cuanto al luso, el daño que pueda hacer en ataque, más con los espacios de los que dispondrá, es una de las grandes bajas rojiblancas.

Aunque lo más importante es que el Atlético ha vuelto a creer, ha recuperado el modelo que tantos éxitos le ha dado desde que Simeone llegó hace ya más de once años. Un equipo sólido, solidario, intenso y con fe absoluta en lo que está haciendo. Una eliminatoria apasionante y un duelo de estilos, lo quieran o no Guardiola y el Cholo es así, que promete ofrecer un grandioso espectáculo para el espectador.



MÁS INFORMACIÓN