El Atlético vence en Elche y se asegura la Champions


El Atlético de Madrid se aseguró su participación en la próxima Champions, objetivo mínimo exigible a un equipo que no ha respondido a la altura de lo que se esperaba de él en esta temporada pero que al menos ha sabido reaccionar en el tramo final para lograr no comprometer la que viene. 

En Elche, los de Simeone fueron superiores y lograron una cómoda victoria (0-2) gracias a los goles de Matheus Cunha y Rodrigo de Paul ante un conjunto local que ya sabía que seguiría en Primera un año más

Empezó accidentado el partido para los rojiblancos con la lesión de Vrsaljko, que apenas duró seis minutos sobre el campo. Su sustituto, Renan Lodi, fue uno de los grandes protagonistas del choque, haciendo mucho daño por la banda izquierda.

El dominio fue del Atlético desde el comienzo, pero un cabezazo de Bigas estuvo a punto de convertirse en el primer gol. Había perdonado el Elche y no hizo lo propio el conjunto rojiblanco, que se adelantó por medio de Cunha. Kondogbia encontró a Lodi en la banda y el centro del brasileño encontró a su compatriota, que se anticipó a la defensa local.

Pudo marcar el segundo De Paul en un mano a mano clarísimo ante Badía, pero el argentino no estuvo nada acertado con todo a favor. Eso sí, la jugada quedó invalidada por un fuera de juego que hubiera tenido que ser revisado.

Tras el descanso, el Atleti intensificó su dominio, buscando un segundo gol que evitara el habitual sufrimiento de los últimos minutos. Y el premio a su ambición llegó con el segundo gol, después de una grandísima combinación entre Griezmann y De Paul en la que el galo decidió regalarle el gol al argentino.

Poca más historia tuvo el choque, con el Elche ya celebrando la permanencia en Primera división un año más y el Atlético dejándose llevar también, aunque buscando el tercero a la contra. Casi lo encuentra Correa con un disparo a la madera, previo toque de Edgar Badía, que hizo un paradón. Y lo logró Luis Suárez ya en el descuento, pero el tanto fue anulado por un fuera de juego previo. No hizo falta, la Champions estaba ya asegurada para el Atlético.



MÁS INFORMACIÓN