el 99% de los accionistas votan ‘no’ a la disolución


El presidente del Joventut Juanan Morales durante la Junta General Extraordinaria.
EFE

Los accionistas del Joventut de Badalona SAD han decidido este jueves no liquidar el club con el 99% de los votos en contra de la desaparición de la entidad.

La junta general extraordinaria ha reunido a más de un centenar de accionistas en el Palau Olímpic de Badalona que representaban el 33,8% del capital social de la SAD que han acordado por unanimidad la continuidad del club, acuciado por la falta de liquidez que ha provocado que jugadores y trabajadores lleven dos meses sin cobrar.

El presidente del Joventut, Juanan Morales, ha dicho que su consejo de administración se ve “capacitado” para salvar al club en la actual situación “si se cumplen los compromisos adquiridos” con el ayuntamiento de Badalona, aunque también ha dicho que presentará la dimisión si no pueden revertir esta situación.

El último obstáculo con el que se ha encontrado el club es la exigencia de “un aval líquido” del 120% para recibir la subvención de la fundación Badalona, capital europea del basket, de 450.000 euros aprobada el pasado martes por el Ayuntamiento de Badalona, algo que Morales ha calificado de “inédito y duro”.

En este sentido, Morales ha dicho que no entiende “la sombra de sospecha que hay sobre la Penya” y ha explicado que están trabajando con entidades financieras e “instituciones del país” para conseguir el aval que permitira ingresar los 450.000 euros.

Ahora mismo conseguir el aval es una de las urgencias que tiene el consejo de administración, de ahí que haya habido algunos accionistas que hayan propuesto que sean los propios socios del club los que de manera mancomunada reunieran el dinero.

Morales ha explicado que para conseguir liquidez se deben desbloquear los pagos de la subvención de la fundación y del contrato de patrocinio firmado con el ayuntamiento, con el que intenta negociar el cobro de la totalidad del importe de esta temporada.

Acuerdos de patrocinio

Además, el club está negociando nuevos acuerdos de patrocinio y ha mantenido “conversaciones” con tres posibles inversores para que se hagan “con la propiedad del club” manteniendo dos líneas rojas: que se mantenga el modelo actual de cantera y que el club no se mueva de Badalona.

Juanan Morales ha explicado al inicio de la asamblea cómo el club ha llegado hasta esta situación después de coger la presidencia en abril de 2017 en sustitución de Jordi Villacampa.

El presidente ha recordado que el compromiso del ayuntamiento de comprar por 2,3 millones de euros los terrenos del complejo deportivo Mas Ram, el contrato de patrocinio para compensar la deuda por el impago del IBI del Palau Olimpic y la subvención de la fundación capital europea del basket permitían “reordenar la deuda” del club y obtener la liquidez necesaria para el día a día.

Sin embargo, el consistorio le anunció en septiembre que no compraría los terrenos y que se lo compensaría con un contrato de patrocinio del que no han cobrado las tres primeras mensualidades por un “problema de discrepancias de criterio” en las facturas presentadas por el club por las subvenciones recibidas de la fundación en 2014 y 2015.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook