duró más de dos horas


Gerard Piqué junto a Josep Maria Bartomeu, en una foto de archivo.
FCB

Las críticas de Gerard Piqué a la directiva por filtrar mensajes a la prensa ha generado una situación un tanto polémica entre la directiva culé y la plantilla. Tanto es así que Josep María Bartomeu y el central culé han mantenido una reunión para limar asperezas y calmar los ánimos.

Lo ha desvelado Jordi Cardoner, vicepresidente del FC Barcelona, en Catalunya Radio. “Hubo un encuentro entre Bartomeu y Piqué y se ha regularizado la situación. No hay guerra y ahora paz, hay normalidad. Se visualiza en el carácter del equipo y en los resultados”, relató el directivo.

Entrando en detalles, Cardoner destacó que “no fue exactamente una cena”, sino “un encuentro”. “Creo que no se pidieron nada. Muchas veces las personas no se piden nada y lo importante es sentarse, estuvieron más de dos horas juntos. Piqué, además de ser un enorme jugador, es uno de los pilares del equipo”, recordó el vicepresidente culé.

La reunión tiene como telón de fondo el mando y poder que tiene el vestuario sobre el devenir del club como institución. Cardoner lo relativizó, pero sí admitió que escuchan a la plantilla.

“La última responsabilidad la tenemos los directivos y la asumimos, y esa responsabilidad pasa por dirigir. Que los jugadores influyen, evidentemente; sobre todo cuando llevan un tiempo. Si en la empresa hay una irregularidad, se opina. Se dice que los jugadores toman las decisiones y es totalmente falso. Nosotros tomamos las decisiones. Es como el tema de las Asambleas, que se dicen que están orquestadas y organizadas. Somos el único club que nos exponemos al juego democrático“, se defendió Cardoner.

La no llegada de Neymar

Cardoner admitió presiones de jugadores para fichar a Neymar. “El vestuario quiere siempre quiere lo mejor y que haya calidad. Neymar tiene una relación personal muy buena con sus compañeros y es un gran jugador. Hay una voluntad de que acabara aquí. Pero de esto a que el vestuario mande en el fichaje… somos nosotros los que tenemos que valorar esto.

En este sentido, culpa al PSG de no haber cedido. “Necesitamos que alguien quiera vender y ahí tenemos una oposición dura. No tienen intención de vender al jugador”, aseguró.

Eso no impide que vayan a verse con Neymar… en los juzgados. “Cuando hablamos de cuestiones judiciales hay un proceso largo. Estamos en primeras aproximaciones. Es mejor un mal pacto que un conflicto”, dijo.



MÁS INFORMACIÓN

A %d blogueros les gusta esto: