Duelo de estrellas en la Liga Diamante del atletismo en Eugene, Oregón


Thompson-Herah, Coleman, Richardson, Crouser, Duplantis… Una colección de las joyas actuales del atletismo se darán cita el sábado en la tercera parada de la Liga de Diamante que se celebra en Eugene (Oregón, Estados Unidos), escenario de los Campeonatos del Mundo en julio.

Con la excepción del italiano Marcell Jacobs, vigente campeón olímpico y ausente por un problema muscular, la pista del Hayward Field recibirá a las grandes figuras de los 100 metros lisos, incluidos los otros medallistas de los Juegos de Tokio-2020, el estadounidense Fred Kerley (plata) y el canadiense Andre De Grasse (bronce).

La reunión de Eugene, denominada ‘Prefontaine Classic’, también contará con el actual campeón del mundo de los 100m, Christian Coleman, quien tuvo un discreto regreso a esta prueba (10.09) el 8 de mayo en Tokio.

El estadounidense, gran ausente en los Juegos de Tokio el año pasado, no competía en la distancia desde su suspensión de 18 meses por faltar a sus obligaciones de localización para controles antidopaje.

También se han apuntado a esta apasionante carrera Noah Lyles, que terminó primero en los 100m de la Liga de Diamante en 2019, y Trayvon Bromell, que corrió 9.75 en una reunión en Florida el 1 de mayo.

Este tiempo, sin embargo, no fue certificado debido a un viento demasiado favorable (2,1 m/s, siendo 2 m/s el límite autorizado).

De este modo, Bromell se quedó a las puertas de la mejor marca mundial del año que fijó el keniano Ferdinand Omanyala hace tres semanas en Nairobi (9.85).

La carrera de los 100 metros lisos femeninos sí contará con la vigente monarca olímpica, Elaine Thompson-Herah.

La jamaicana aterriza en Eugene tras su victoria del sábado en Kingston, donde compitió por sorpresa después de renunciar a la reunión de la Liga de Diamante de ese mismo día en Birmingham (Reino Unido) alegando una lesión en el hombro.

La doble campeona olímpica ha estado lejos de su mejor nivel este año, con un tiempo de referencia (10.89) muy alejado de la mejor marca mundial de Shelly-Ann Fraser-Pryce (10.67), quien competirá en los 200m.

Su principal rival podría ser la joven estadounidense Sha’Carri Richardson, que también persigue regresar a su mejor nivel tras su turbulento 2021.

La velocista, de 22 años, causó sensación en 2021 en las pruebas de clasificación olímpicas de Estados Unidos al correr en 10.64 (con viento favorable) en las semifinales y en 10.86 en su triunfo en la final.

En un sorprendente giro, Richardson fue despojada después de la clasificación olímpica y sancionada por consumo de marihuana.

La jamaicana Shericka Jackson, medallista de bronce olímpica, también competirá en los 100m de Eugene al igual que la actual campeona mundial de 200 metros, la británica Dina Asher-Smith.

Por su lado la jamaicana Shelly-Ann Fraser-Pryce, de 35 años, se probará en los 200m del sábado para valorar si buscará un doblete 100-200m en el Mundial de Eugene (15-24 de julio).

“Doblar el año pasado fue duro”, reconoció el viernes Fraser-Pryce, quien terminó en segunda posición en los 100m y en cuarta en los 200m de los Juegos de Tokio.

“Depende de cómo te sientas, porque algunas mañanas me siento muy bien y a la mañana siguiente me siento de 35″, dijo riendo la velocista, que avanzó que tomará una decisión tras las pruebas de clasificación en Jamaica.

Otro duelo de altura en Eugene lo protagonizarán en los 100m vallas femeninos la puertorriqueña Jasmine Camacho-Quinn, actual campeona olímpica, y la estadounidense Kendra Harrison, medallista de plata.

Ante la previsión de lluvia para el sábado, los organizadores reprogramaron las pruebas de salto con pértiga, salto de altura y lanzamiento de disco para la noche del viernes.

El sueco Armand Duplantis, plusmarquista mundial de salto con pértiga (6,20 m en pista cubierta), agradeció el cambio de programación.

“Creo que prefiero cualquier cosa que saltar bajo la lluvia”, afirmó Duplantis, que intentará mejorar su marca de 6,15 m al aire libre.

Otras estrellas que esperan brillar en Eugene son los estadounidenses Ryan Crouser, doble campeón olímpico y plusmarquista mundial de lanzamiento de peso; Rai Benjamin, medallista de plata en Tokio en los 400m vallas, y Michael Norman, cuarto hombre más veloz de la historia en los 400m.



MÁS INFORMACIÓN