Dos dígitos pueden marcar la diferencia durante 2020


La llegada del año nuevo plantea un reto para los consumidores y aunque parezca insignificante, las implicaciones legales pueden ser importantes.

En los últimos años se ha extendido la costumbre de colocar en los contratos o recibos, los dos últimos dígitos del año.

Es decir, para hacer referencia al 31 de diciembre de 2019, un alto porcentaje de los consumidores colocarían 31/12/19, formato que es correcto.

Pero con la llegada del año 2020 se abre una ventana que podría ser aprovechada por estafadores para alterar documentos legales y modificar vigencia de un contrato.

Para el presidente del Instituto Panameño de Derecho de Consumidores y Usuarios (Ipadecu), Giovani Fletcher, es importante que los consumidores a partir de este año coloquen los cuatro dígitos del año.

“Si una persona solo coloca dos dígitos en un contrato o un recibo de pago, cualquiera puede añadir dos dígitos y alterar la legalidad del documento y entonces, el afectado tendría que demostrar a través de un proceso legal que el documento fue alterado”, indicó.

Agrega que esta es una recomendación que se ha extendido a través de diversas agrupaciones de consumidores a nivel internacional y que el Ipadecu ha decidido respaldar por su importancia.

De acuerdo con un informe de Autoridad de Protección al Consumidor y Defensa de la Competencia entre enero y noviembre de 2019 se presentaron 2 mil 765 quejas por un monto global de 5.4 millones de dólares.

La mayoría de las quejas estaban vinculadas al incumplimiento de contratos, incumplimiento de garantías y falta de información.

Entre los comercios contra quienes se presentaron la mayoría de las quejas están las inmobiliarias, funerarias, venta de celulares y electrodomésticos, agencia de viaje y compañías de televisión pagada.

Otra recomendación que propone el gremio presidido por Fletcher, ahora que empieza un nuevo año, es que los consumidores no incrementen sin control sus gastos, y menos durante enero, ya que todavía estarán haciendo frente a las facturas de diciembre.

Recomienda solo destinar el dinero en asuntos necesarios, y más aún con el efecto que tendrá el aumento del salario mínimo sobre los bienes de mayor consumo.

“El consumidor debe ser responsable y no gastar dinero en temas que no son urgentes y aquellos que tienen gastos escolares deben ir planeando las compras de los útiles con tiempo y no dejar todo para última hora”, recomendó.



Source link