Dos aficionados se atan a una portería del Eintracht y obligan parar el partido durante varios minutos


Dos aficionados irrumpieron en el césped del estadio Deutsche Bank Park de Fráncfort y se ataron a los postes de una de las porterías por lo que el choque entre el Eintracht y el Friburgo fue interrumpido durante unos minutos.


Tal y como sucedió semanas atrás en la Premier, cuando en algunos encuentros espectadores amarraron su cuello a un poste con una cinta de plastico en protesta por la política medioambiental del gobierno británico, dos asistentes al estadio del Eintracht aparecieron sobre el césped y se dirigieron a la meta ocupada por Kevin Trapp.

Los activistas, vestidos con una camiseta blanca con el mensaje en alemán “Última generación: detengan la locura fósil“, se ataron cada uno a un poste hasta que los encargados de la seguridad del estadio cortaron las bridas y se los llevaron detenidos.

El partido estuvo interrumpido durante unos minutos. Después, se reanudó sin problemas.



MÁS INFORMACIÓN