Detenido Rupert Stadler, presidente de Audi, por su supuesta implicación en el ‘dieselgate’


Rupert Stadler (Audi)
AUDI – Archivo

El presidente de Audi, Rupert Stadler, ha sido detenido este lunes por su supuesta implicación en el caso de las emisiones de vehículos diésel del grupo Volkswagen. “No podemos proporcionar más información sobre las investigaciones en curso. Sigue prevaleciendo sobre el señor Stadler la presunción de inocencia”, indicaba esta mañana un portavoz de la automotora alemana.

Hace una semana los agentes policiales registraron la vivienda de Stadler, que es desde hace once años presidente de Audi, y de otro miembro del comité ejecutivo de la compañía alemana, y se incautaron de pruebas. Ambos están acusados de engaño y falsedad de declaración indirecta en la venta en el mercado europeo de vehículos diesel equipados con un software para manipular las emisiones de gases contaminantes y nocivos, el llamado ‘dieselgate’.

La Fiscalía sospecha que Audi, compañía donde hay 20 personas acusadas y cuya sede se encuentra en la ciudad de Ingolstadt, en el sur de Alemania, vendió en EEUU y Europa a partir de 2009 unos 220.000 vehículos equipados con el software.

Las investigaciones contra Audi, donde la policía llevó a cabo redadas en su sede central y en la fábrica de Neckarsulm en 2017 y este año, son también por publicidad engañosa. Se sospecha que Stadler tenía conocimiento de la manipulación en Europa, después de que saliera a la luz en EEUU, pero no ordenó que se interrumpieran las ventas. La Fiscalía ha ordenado la prisión preventiva porque considera que existe peligro de que Stadler entorpezca la acción judicial.

La Justicia alemana considera probado que desde mediados de 2007 y hasta 2015, se produjeron incumplimientos de verificación que permitieron que Volkswagen equipara 10,7 millones de vehículos con motor diesel con una función de software ilegal, que se vendieran y que entraran en circulación. En septiembre de 2015, se hizo pública en EEUU la manipulación de los motores diesel, que obligó a destituir a varios directivos de Audi y de la matriz Volkswagen, incluido al presidente del grupo en aquel momento, Martin Winterkorn.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook