¿Desaparece la libido a alguna edad?


La sexualidad humana es algo fluido que ni es igual para todas las personas ni se vive de la misma manera a lo largo de las diferentes etapas de la vida de cada individuo. Por ello, todos experimentamos diversos momentos en los que vivimos de maneras distintas esta parte de nuestra existencia.

Así, el deseo sexual tanto de hombres como de mujeres varía de manera natural con el paso de los años y en función de los distintos acontecimientos que van conformando nuestra biografía.

Sin embargo, esto no significa que llegue a desaparecer por completo, o al menos no de forma definitiva (en la inmensa mayoría de los casos). Algunas personas pueden creer que al llegar a una determinada edad, la libido puede desvanecerse, como resultado de la poca información que solemos recibir sobre la sexualidad en la tercera edad y las asociaciones que se hacen entre la actividad sexual y la juventud.

Lo cierto, en cambio, es que muchos estudios han demostrado que, si bien el interés sexual si puede disminuir de manera moderada alrededor de los 60/70 años en los hombres y algo después de la menopausia en las mujeres (lo que, de nuevo, no significa que esto ocurra en todos los casos) juegan un papel bastante más determinante otros factores como el padecimiento de otras patologías, trastornos psicológicos o psiquiátricos, el estrés o el consumo de medicamentos o diversas sustancias.

Por lo tanto, si se experimenta la desaparición completa de interés sexual durante un periodo prolongado de tiempo, puede ser recomendable acudir a un especialista para que pueda analizar las posibles causas y, si procede, prescribir algún tratamiento.

Por ejemplo, existen terapias de reemplazo hormonal (normalmente testosterona, que puede incrementar el apetito sexual en ambos géneros) que pueden revertir el problema. 

Finalmente, la adopción de determinadas prácticas y actitudes ante la sexualidad también puede tener efectos beneficiosos sobre la libido y permitir un disfrute más pleno de la vida sexual.



MÁS INFORMACIÓN