Danilo Pérez le dedica el premio Grammy a Panamá y a su familia


El domingo no solo fue una noche inolvidable para estrellas jóvenes del pentagrama como Kacey Musgraves, Lady Gaga y Ariana Grande.

Durante la edición número 61 de los premios Grammy también brilló un maestro del jazz mundial y sus tres fieles colegas y escuderos.

Entre tantas estrellas nuevas, un tótem del género más libre del planeta se alzó con el triunfo en compañía de sus talentosos músicos. 

The Wayne Shorter Quartet obtuvo el codiciado gramófono en la categoría mejor álbum de jazz instrumental por Emanon, un disco que es clasificado como obra maestra por medios de renombre como The New York Times, The Wall Street Journal, The Times y The Guardian.

“Hubo lágrimas, abrazos, y gratitud por los 19 años que hemos estado juntos como cuarteto. Sentimos en nuestro corazón que fue un día histórico para la música creativa”, resalta Danilo Pérez sobre las emociones que sintió cada miembro de los cuatro fantásticos de The Wayne Shorter Quarter: Brian Blade (batería), Danilo Pérez (piano), John Patitucci (contrabajo) y Wayne Shorter (saxofonista).

Danilo Pérez conoció, de forma breve, al saxofonista Wayne Shorter durante la década de 1990, cuando el pianista nacional andaba de gira con la banda del trompetista Dizzy Gillespie.

Reconocimiento

Para Danilo Pérez este reconocimiento es relevante para su labor artística, la que comenzó a los tres años cuando recibió sus primeras clases de música de la mano de su padre. “No hay duda que para mi carrera es una maravillosa noticia este Grammy. Pero más importante, es que representa el triunfo a la creatividad, a la lealtad y a la amistad”.

Le dedico este prestigioso premio “a toda mi familia, al equipo de la fundación Danilo Pérez, a los que hacen posible el Panamá Jazz Festival, a todos nuestros voluntarios, a la Berklee Global Jazz Institute y a todo Panamá”.

“Fue muy emotivo estar en los Grammy, porque estuvimos juntos con la familia de cada uno de nosotros. Fue emocionante, algo increíble y difícil de describirlo en palabras”, recuerda cuando estuvieron el domingo pasado en el Staples Center de Los Ángeles.

“Se me salieron las lágrimas, porque pudimos estar con nuestro mentor Wayne Shorter celebrando en vida con este triunfo”, comenta el también compositor y docente universitario.

El trato se hizo más profundo por medio de la baterista de ‘jazz’ Terri Lynn Carrington, quien lo recomendó en 2001, para una audición que estaba haciendo Wayne Shorter para su disco ‘Alegría’ (2003).

El resto de los candidatos en el aparte mejor álbum de jazz instrumental eran los discos Diamond Cut, de Tia Fuller; Live In Europe, de Fred Hersch Trio; Seymour Reads The Constitution!, de Brad Mehldau Trio y Still Dreaming, de Joshua Redman, Ron Miles, Scott Colley y Brian Blade.

Mientras que The Wayne Shorter Quartet, en 2001, fue nominado al Grammy en la categoría de mejor disco jazz fusión, performance o instrumental con Footprints Live. Ganaron el gramófono al mejor álbum de jazz instrumental en 2006 por Beyond the Sound Barrier.

Desde la grabación de ‘Alegría’, el istmeño y el estadounidense trabajan juntos en The Wayne Shorter Quartet.

Hecho en Panamá

“Importantísimo mencionar que parte de  algunos los overdubs (capas de sonido) del disco Emanon se hicieron en el Danilo’s Jazz Club del American Trade Hotel (ubicado en el Casco Antiguo de la Ciudad de Panamá)  y que ya podemos decir que tenemos un club ganador del Grammy en Panamá“, resalta Danilo Pérez. 

“Estos overdubs de Emanon se hicieron en Panamá por ingenieros de sonidos panameños y estadounidenses. Esto le agrega un significado especial a esta nominación”, indica Danilo Pérez sobre un disco que también fue diseñado en las ciudades de Nueva York y Londres.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?