Cuáles son las mejores cuentas corrientes para jóvenes menores de 30 años


La mayoría de entidades bancarias dispone de productos financieros destinados especialmente a los jóvenes mayores de 18 años para que se beneficien de mejores condiciones. Sobre todo porque en muchos casos no pueden cumplir con los requisitos exigidos para abrir una cuenta corriente, como tener domiciliada una nómina, recibos u otro tipo de ingresos. 

Como indica la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), los bancos reservan los productos con mejores condiciones a quienes cumplen los requisitos, pero “muchos jóvenes no pueden cumplir estos requisitos, porque aún están estudiando o no cuentan con un trabajo estable”.

Comprueba cuál se adapta más con este comparador

Las entidades buscan que los más jóvenes abran una cuenta para ser potenciales clientes en el futuro como, por ejemplo, para pedir un préstamo hipotecario. Pero, ¿cuáles son las condiciones que aplican? Generalmente, estas cuentas corrientes no tienen comisiones de mantenimiento, permiten ejecutar transferencias sin coste alguno y tampoco cobran comisión por tener una tarjeta de débito asociada.

En la mayoría de entidades se establece un límite de edad para disfrutar de estas condiciones especiales, que suele situarse entre los 25 y 30 años. “Una vez se alcanza el límite de edad, la cuenta se transformará en una cuenta normal, a la que se le empezarán a aplicarte las condiciones establecidas en la entidad”, indica la OCU.

Para encontrar una cuenta que se adapte a las necesidades personales sin comisiones y que no exija cumplir ciertos requisitos, como la domiciliación de la nómina, la OCU dispone de un comparador ‘online’ en el que podrás comprobar cuál es la más adecuada y las diferentes opciones disponibles. 



MÁS INFORMACIÓN