Coronavirus, entre los hechos y el germen del miedo


No se ha reportado ningún caso en el país, pero sus secuelas ya se hacen sentir.

El nuevo coronavirus (cuyo nombre científico es 2019-nCoV), que ha matado a al menos 490 personas en la República Popular China y ha contagiado a no menos de 24 mil desde que se detectó por primera vez el 31 de diciembre de 2019, puso en aprietos ayer a las autoridades del Ministerio de Salud (Minsa) de Panamá.

Miles de capitalinos se vieron afectados por un tranque que duró varias horas, debido a que un pequeño grupo de residentes de Pacora, en Panamá este, cerraron la carretera Panamericana para exigir al Minsa que sacara a un grupo de becarios que llegó de China y que fue instalado en una escuela del sector para su observación temporal.

Los argumentos

“Los queremos, oramos por ellos, pero debemos pensar en nuestros niños”, justificó ante los medios de comunicación una mujer que formaba parte del grupo que cerró la calle.

La presión surtió efecto. Un autobús escolar, escoltado por la Policía, sacó a los 47 estudiantes del Centro de formación integral bilingüe Padre Fernando Guardia Jaén, y salió en una caravana con destino desconocido.

El Minsa aclaró que tomó la decisión por “su seguridad” (la de los jóvenes).

La ministra de Salud, Rosario Tuner, “lamentó” lo ocurrido con la comunidad, los estudiantes y sus familiares y reiteró que mantendrán las medidas y protocolos sanitarios internacionales en los puntos de entrada al país .

El director de Becas y Asistencia Educativa del Instituto para la Formación y Aprovechamiento de los Recursos Humanos, Héctor Sambrano, expresó que los 73 estudiantes que se encontraban en China terminaron de llegar al país ayer, y ninguno tenía manifestaciones de estar contagiado con el virus. “Todo están sanos”, indicó, y pidió a la población “un poquito de compresión” con estos jóvenes que tenían 11 meses fuera del país.

Todos estarán bajo observación durante 14 días en un mismo lugar, aunque en espacios separados, acotó.

Tras el Consejo de Gabinete de ayer, la ministra Turner volvió lamentar los incidentes y recordó lo que ha dicho la Organización Mundial de la Salud (OMS): el 99% de los casos está en China, en el resto del mundo solo se han dado 176 casos.

Además, dijo que, por gripe, en Panamá mueren al año unas 500 personas.

Al cierre de la jornada de ayer, hubo otra voz de protesta. Desde el otro extremo de la capital, vecinos de Panamá Pacífico expresaron su malestar porque el Minsa habría traslado a los jóvenes a las instalaciones del Sistema Nacional de Protección Civil de Howard. Dijeron que en este sector hay 5 mil residentes y unos 10 mil trabajadores del Área Económica Especial. Señalan que la decisión no fue “adecuadamente evaluada”.

Explica un sociólogo

Para el sociólogo Gerardo Maloney, el miedo que provoca este tipo de brotes es normal, máxime por el hecho de que hoy todos tienen acceso a diferentes medios de comunicación. De hecho, en las últimas horas han circulado en redes sociales informaciones falsas sobre supuestos casos.

Maloney indicó que estas reacciones obedecen a que los pobladores de Pacora lo que observan en las noticias son personas cubiertas con mascarillas, y reportes de infectados y fallecidos. Además de que no discriminan entre rumores y hechos.

El Gobierno Nacional ha reiterado que la única fuente oficial de información es el Minsa.

Pero este no es un fenómeno exclusivo de Panamá. La agencia de noticias AFP informó ayer que casi 14 mil personas se sumaron a una petición en línea para cancelar las clases en una ciudad al este de Los Ángeles, Estados Unidos, donde alrededor de la mitad de los 16 mil 500 estudiantes son de ascendencia asiática. La solicitud en Change.org, lanzada hace una semana, pide al distrito escolar de Alhambra cerrar las escuelas hasta que el brote esté controlado.

Mientras, Estados Unidos trabaja con una farmacéutica en el desarrollo de un tratamiento, utilizando un tipo de droga que ha aumentado las tasas de supervivencia entre pacientes con ébola.

China rinde cuentas

El embajador de China en Panamá, Wei Qiang, ofreció ayer una rueda de prensa a través Twitter, en la que explicó las medidas que ha tomado su país para evitar que se expanda el brote.

Informó que entre cinco y siete personas que viajaron a China en las últimas dos semanas estarán en una especie de “cuarentena” por 14 días. Instó a la comunidad china a no viajar y se mostró de acuerdo con las medidas adoptadas por el Minsa.

En China, ayer el gobierno tomó nuevas medidas de confinamiento que afectan a millones de personas en regiones cercanas a Shanghái, su corazón económico.

La cuarentena afecta a unos 12 millones de personas en la ciudad de Taizhou, en tres distritos de la localidad Hangzhou y en otros tres en Ningbo, todas ellas en la provincia de Zhejiangen, al este de China.

Una de las ciudades está a solo 175 kilómetros de la metrópoli de Shanghái, la ciudad más poblada del país y sede del gigante del comercio en internet, Alibaba.

Hasta ahora ya había más de 56 millones de personas confinadas en la provincia de Hubei, cuya capital es Wuhan, donde se originó el brote.

El Banco Mundial (BM) anunció ayer que reducirá las previsiones de crecimiento de la economía mundial, sobre todo por el impacto del virus en las cadenas de suministro. Así lo informó el presidente de la institución, David Malpass.

A comienzos de enero, el BM dijo que esperaba para este año un aumento del crecimiento económico mundial hasta el 2.5%, desde el 2.4% en 2019.

En Panamá, la Feria de Calzados y Tendencias Expotrend Shoes Summer 2020, programada para el 10, 11 y 12 de febrero próximo en Atlapa, se aplazó hasta nueva fecha.

Patricia Manzano de Kadadihi, gerente general del Grupo Wendy, S.A., organizadora del evento, informó a través de un comunicado que esta decisión obecece “al retraso, cierre de vuelos y medios de carga internacionales causados por el brote y propagación del coronavirus, que ha afectado toda la actividad productiva en China”. Informó que en los próximos 30 días darán a conocer la nueva fecha.

Según Manzano, la mayoría de los expositores no pueden recibir las muestras de temporada que exhibirían en sus stands, dado que gran cantidad de estos productos provienen de Asia.

(Con información de Manuel Vega y Wilfredo Jordán).



Source link