Control de precio otra promesa fallida de Juan Carlos Varela


El aumento de precios de algunos alimentos en medio del alza del costo del combustible hace reflexionar a los consumidores sobre la efectividad de la medida de Control de Precio implementada hace ocho años, bajo la administración del expresidente Juan Carlos Varela.

Versión impresa

Para Pedro Acosta, de la Unión Nacional de Consumidores y Usuarios de la República de Panamá (Uncurepa), el Control de Precio no pasó de ser más que una promesa política del exmandatario que no tiene ningún impacto positivo en el bolsillo del panameño.

Acosta señaló que durante la administración de Varela nunca se pudieron determinar realmente las causas que motivaron la medida de regulación de precios y fue allí donde se afectaron algunos productos desvirtuando el supuesto beneficio para los panameños.

Para el presidente de Uncurepa, la medida ni siquiera contó con el abierto respaldo de la Autoridad de Protección al Consumidor y Defensa de la Competencia (Acodeco), otra muestra de que la libre oferta y demanda será la primera opción para el consumidor.

Para Giovanni Fletcher, presidente del Instituto Panameño del Derecho de Consumidores, otra de las grandes dificultades que presenta la iniciativa, es que no existe una medida que regule el número de unidades por consumidor.

Regístrate para recibir contenido exclusivo

Fletcher sostiene que el sistema tampoco garantizó un alcance equitativo para los consumidores.

Google noticias Panamá América

La medida que prometía ahorrar $58 dólares al bolsillo del panameño, estableciendo el precio máximo de venta de 22 productos, principalmente, para consumidores de tiendas y abarroterías, ha sufrido algunos cambios, entre ellos, la salida de más del 50% de los productos iniciales.’

22

productos regulados establecía la medida de Control de Precio en el 2014.

8

productos se mantiene dentro de la medida de Control de Precio válido desde el 3 de enero.

Mediante Decreto Ejecutivo No. 102 de 30 de diciembre de 2021, el Gobierno Nacional de Panamá modificó el Decreto Ejecutivo 165 de 1 de julio de 2014, para prorrogar en forma temporal los precios máximos de venta, al por menor, de 8 productos alimenticios por seis meses a partir del 3 de enero de 2022.

VEA TAMBIÉN: Energía hidroeléctrica sigue siendo la reina

La Comisión de Ajuste de Precios recomendó la eliminación de seis productos como el ñame, la carne de babilla, cebolla, papa, yuca y tomate perita.

Entre los productos que se mantiene destacan la carne molida de primera, pollo entero Panamá, arroz de primera, pan de molde blanco, leche en polvo, salchicha de carne de res, bistec de cinta con hueso y queso amarillo.

Para el presidente del Instituto Panameño del Derecho de Consumidores, la realidad del consumidor panameño es sufrida, a pesar de medidas como la del Control de Precio y los propios productos incluidos en la Canasta Básica Familiar.

Sostiene que la Canasta Básica Familiar (CBF) solo ayuda a las personas por debajo de los niveles de pobreza y pobreza extrema, ya que hasta el momento, las personas vinculadas a la clase media no hacían uso de los productos ligados.

En tanto, Acosta sostiene que el panameño requiere un salario mínimo de un poco más de $1,000 dólares para poder afrontar el costo de la CBA.

Para Fletcher es momento que las autoridades y los sectores evalúen potenciar las llamadas cooperativas de consumos, que en otros países han servido de baluarte para crear grupos o bolsones de consumidores que compran directamente a cooperativas de productores o agricultores esquivando los intermediarios agropecuarios para reducir significativamente los costos de los productos.

El consumidor es el último eslabón del comercio, lo que obliga a revisar los hábitos de consumo para reducir los costos, recomienda Pedro Acosta, presidente de Uncurepa.

¡Mira lo que tiene nuestro canal de YouTube!



MÁS INFORMACIÓN