Conoce 30 de los platillos fritos más deliciosos del mundo


(CNN) — La gente nunca ha podido resistirse al antojo crujiente de la comida frita.


Las pruebas arqueológicas demuestran que llevamos disfrutando de masas fritas y otras delicias desde que los antiguos mesopotámicos inventaron las sartenes, y nuestro amor por esta práctica no ha hecho más que crecer en los milenios posteriores.

Se necesitaría un estómago de hierro y mucho tiempo para probar todos los irresistibles alimentos fritos del mundo o incluso para probar todas las variaciones de uno solo: los funnel cakes frente a los jalebi, los zeppole frente a los beignets.

Así que no se pueden mencionar todos los alimentos fritos en un solo artículo, pero aquí presentamos suficientes delicias fritas para empezar, al menos.

Estas son 30 de las mejores comidas fritas del mundo para empezar el antojo por tu próximo viaje:

Tempura (Japón)

La tempura de verduras es conocida por su rebozado ligero, hecho con harina blanda, huevos y agua muy fría o con gas.

Aunque la tempura de camarones también es popular, la tempura de verduras abarca una gran variedad de ingredientes, como setas, raíz de loto y bardana, algas y verduras de hoja como el shiso, ejotes, diferentes tipos de calabaza, okra y pimientos shishito.

Este capeado llegó a Japón a través de los misioneros portugueses en el siglo XVI como opción sin carne durante los días de ayuno sagrado.

Hushpuppies (sur de EE.UU.)

Estas sabrosas croquetas de harina de maíz han sido un acompañamiento tradicional del pescado frito en todo el sur de EE.UU. desde la época de la Guerra Civil.

También llamadas “pan de caballo rojo” en Carolina del Sur (por la especie de pescado con la que se servían), así como “pan de tres dedos” o “diablos rojos” en Georgia y Florida, el nombre “hushpuppies” fue el que se impuso cuando los turistas descubrieron el platillo a principios del siglo XX.

Churros (España, Portugal y América Latina)

platillos fritos churros

Los deliciosos palitos de churros se fríen y se espolvorean con azúcar en polvo.
Crédito: cherokee4/Adobe Stock

Popularizados originalmente en España y Portugal, estos panecillos de masa estriada son un dulce favorito para el desayuno o la merienda también en toda América Latina.

La masa se vierte con una punta en forma de estrella en aceite caliente para dar al churro su forma característica. Los churros se suelen espolvorear con azúcar y canela y se remojan en café con leche, chocolate caliente o dulce de leche.

Beignets (Louisiana)

Los beignets, simples almohadillas de masa de levadura frita espolvoreadas con azúcar glass, son sinónimo del Barrio Francés de Nueva Orleans, donde son famosos por servirse con café de achicoria en el Café du Monde.

Estos buñuelos llegaron al Sur a través de los colonos francocanadienses (acadianos) en el siglo XVIII, convirtiendo el beignet en un estándar de la cultura y la cocina cajún.

Mandazi (África Oriental)

Al igual que muchas delicias fritas, estas almohadillas esponjosas y triangulares reciben muchos nombres en la costa swahili de África oriental. La masa de levadura puede hacerse con leche o con leche de coco (si hay coco de por medio, pueden llamarse mahamri o mamri) y aromatizarse con especias como cardamomo o frutos secos molidos.

En Ghana y otros lugares de África Occidental, la masa se forma en bolas redondas, y se conocen como bofrot o puff puff.

Jalebi (India)

Los jalebi indios son primos de la zulbiya y la zalabiya fritas de Medio Oriente, delgadas bolas de masa fritas que se abrieron paso a través de las rutas comerciales en la época medieval. La masa se introduce en el aceite a través de una tela de muselina y luego se sumerge en jarabe de azúcar para obtener una textura crujiente y chiclosa.

Suelen comerse junto a otros aperitivos, como las samosas, o con rabdi, una crema de leche azucarada.

Flores de calabaza (Italia)

platillos fritos flor de calabaza

Estas flores de calabaza están rellenas de queso ricotta y perejil.
Crédito: Olga/Adobe Stock

Las flores de calabaza fritas son una ventaja botánica para los jardineros: las plantas de calabaza producen flores en primavera, pero solo las flores femeninas se convertirán en calabacines al final del verano.

Los jardineros que saben recoger las flores masculinas las convierten en un manjar, sumergiéndolas en una masa ligera y friéndolas hasta que estén hinchadas y doradas. Las flores también pueden rellenarse con ingredientes como queso, jamón serrano, arroz y hierbas.

Cronut (Estados Unidos)

Los cronuts, un giro moderno de la dona tradicional, se convirtieron en el nombre en boca de todos los amantes de los postres en Estados Unidos hace casi una década.

Este híbrido entre un croissant y un donut fue introducido por el pastelero Dominique Ansel en su pastelería de Nueva York en 2013 y ha inspirado a muchos imitadores. La masa hojaldrada se rellena con crema saborizada y se cubre con un glaseado.

“Frybread” o pan frito (nativos americanos en Estados Unidos)

El pan frito, o “frybread”, es una consecuencia del desplazamiento colonial que se ha convertido en un complicado símbolo para muchas tribus.

Cuando los nativos americanos se vieron obligados a abandonar sus tierras de labranza y trasladarse a las reservas por el gobierno de EE.UU. a mediados del siglo XIX, utilizaron los ingredientes que se les proporcionaron, como harina, azúcar y manteca de cerdo, para crear este alimento básico de supervivencia consistente en una masa grande e inflada.

Hoy en día, muchos cocineros nativos modifican sus recetas familiares con ingredientes como el maíz molido localmente y la harina de trigo integral.

Tomates verdes fritos (Estados Unidos)

Aunque se suelen asociar con el Sur, los tomates verdes fritos tienen su origen en el Medio Oeste. Las recetas de este método para convertir los tomates no maduros en una confección culinaria aparecen en los libros de cocina comunitaria de Ohio de finales del siglo XIX, así como en los libros de cocina de los inmigrantes judíos.

Sea como sea, los tomates verdes fritos son un alimento básico en Estados Unidos. Se pueden rebozar en harina de maíz o empanizar con harina, harina de maíz o galletas saladas antes de freírlos.

Papas fritas (Bélgica y Francia)

Amadas en todo el mundo, las papas fritas se originaron en Francia y Bélgica.
Crédito: shootingtheworld/Adobe Stock

La historia y el lugar de nacimiento de las papas fritas se disputan entre Bélgica y Francia, pero el método de elaboración de las “pommes de terre frites” ha pasado de la alta cocina a ser un icono de la comida rápida querido en todo el mundo.

Según la tradición, el nombre se refiere a la técnica de cortar a la francesa, que consiste en cortar los vegetales en rodajas finas para que todos los trozos se cocinen por igual. Servidas junto a un filete o una hamburguesa, con ketchup o mayonesa, o cubiertas con queso y salsa, las papas fritas combinan con casi todo.

Pakora (India)

Pakora es un término que engloba una variedad de buñuelos de verduras indios, que pueden hacerse con cualquier cosa, desde patatas y berenjenas hasta coles y espinacas como base.

Tradicionalmente elaborados con una variedad de harina de garbanzo conocida como harina de besan, estos buñuelos pueden variar de forma y tamaño en función de las verduras específicas utilizadas. La pakora de pan consiste en rebanadas de pan rebozadas y fritas, a menudo con verduras como papas rellenas entre las rebanadas.

Tostones (Caribe y América Latina)

Frito una vez está muy bien, pero ¿frito dos veces? Aún mejor. Los tostones son plátanos verdes fritos dos veces, con variaciones que se encuentran en toda la cocina latinoamericana y caribeña. Las rodajas de plátano se fríen una vez, y luego se aplastan y se vuelven a freír para obtener bordes más crujientes.

Al igual que las papas fritas, los tostones pueden salarse y comerse solos, utilizarse para recoger salsas o como recipiente comestible para otros aperitivos, como carnes, quesos o ceviches.

Arancini (Italia)

arancini

Estas bolas de arroz fritas empanizadas son otro delicioso plato de Sicilia.
Crédito: Eleonora Galli/Moment RF/Getty Images

Los arancini sicilianos llevan deleitando a los italianos desde el siglo X con su combinación de arroz y rellenos salados. Aunque estas bolas de arroz frito empanizadas son un alimento tradicional durante la fiesta de diciembre de Santa Lucía, los arancini se comen todo el año.

Pueden llevar rellenos tan diversos como ragú de carne, mozzarella, berenjena, setas e incluso pistaches. Los arancini, también conocidos como arancine, pueden ser redondos o moldeados en forma cónica en honor al volcán siciliano Etna.

Fofos de arroz (Mozambique)

La fuerte influencia portuguesa en la cocina de Mozambique se aprecia en el arroz de fofo, unas bolas de arroz empanizadas y fritas que llevan arroz cocido sazonado con ajo y laurel y un relleno de camarones.

Aunque el arroz, el ajo y el laurel se introdujeron con la colonización portuguesa en el siglo XVI, los camarones son un manjar local de este país costero del sureste de África.

Chiko rolls (Australia)

Inspirado en los rollos de huevo chinos, el rollo Chiko fue inventado en la década de 1950 por un hostelero australiano que quería una botana sustanciosa para sus eventos al aire libre que pudiera comerse “en una mano, con una cerveza fría en la otra”, según la historia oficial de su origen.

Rellenos de carne y verduras y fritos en una capa de hojaldre, los Chiko rolls han dejado de ser una comida para eventos deportivos y se han convertido en un icono de la comida para llevar en toda Australia.

Bhajis de cebolla (India)

Aunque hay muchas variedades de pakora, una versión especial son los bhajis, o buñuelos de cebolla aderezados con especias aromáticas. Los bhajis de cebolla son un bocadillo sabroso y una comida callejera en el sur de la India.

Las cebollas cortadas en rodajas finas crean una red a la que se aferra la masa, por lo que son ligeras y crujientes.

Banh Cam (Vietnam)

El Banh Cam es un postre vietnamita frito.
Crédito: Paul Biris/Moment RF/Getty Images

Aunque el nombre se traduce como “pastel de naranja”, no hay sabor a naranja en estas bolas de arroz fritas. En cambio, estos dulces del sur de Vietnam se llaman así por su parecido visual con una naranja. Elaboradas con harina de arroz glutinoso y rellenas de pasta de mungo (un tipo de frijol), las bolas se rebozan en semillas de ajonjolí y se fríen.

El banh ran es una variante similar que se encuentra en el norte de Vietnam, rociada con jarabe de azúcar y con un interior ligeramente hueco para el relleno.

Huevos escoceses (Reino Unido)

El huevo escocés, posiblemente el tentempié más protéico de la historia de la cocina, es un huevo duro envuelto en salchicha, rebozado en pan molido y frito hasta quedar crujiente.

Puede que sean decadentemente ricos, pero definitivamente no son escoceses. Algunos dicen que este aperitivo salado fue inventado por el minorista británico Fortnum & Mason en el siglo XVIII, mientras que otros sostienen que es una versión británica del nargisi kofta indio, un plato de curry que lleva huevos envueltos en cordero molido.

Katsu (Japón)

Si tienes antojo de comer pollo frito crujiente en Japón, no tienes que pedir más que el katsu. Estos filetes empanizados con panko son un elemento básico de muchas comidas, servidas sobre arroz o con curry. La salsa katsu, una salsa afrutada dulce y ácida, es también un acompañamiento clásico. Más allá del katsu de pollo, el tonkatsu se refiere específicamente a una chuleta de cerdo frita, y el gyukatsu es la versión de ternera.

Calamares fritos (Italia y Grecia)

Rebozados o empanizados, servidos con una rodaja de limón y una salsa marinera o una salsa cremosa a base de mayonesa, este plato, ahora omnipresente, ha pasado de ser una especialidad costera griega e italiana a los restaurantes estadounidenses de alto nivel y a convertirse en una entrada común.

Aunque el diario The New York Times lo publicó por primera vez en 1975, estos sencillos anillos de calamar no están tan de moda como en los años 90, pero la sensación del marisco sigue estando presente en muchos menús.

Pollo frito (coreano y estadounidense)

pollo frito

¡Delicioso! Alitas de pollo fritas al estilo coreano con salsa de ajo y kimchi y rábano encurtido al lado.
Crédito: Pada Smith/Adobe Stock

Hay muchas formas de cocinar el pollo, pero dos de las más populares (y crujientes) son el pollo frito estadounidense y el coreano.

El pollo frito estadounidense es conocido por su corteza gruesa y rugosa, resultado de pasar los trozos de pollo marinados en suero de leche por harina sazonada para crear la capa. El pollo frito coreano tiene una fina y crujiente capa de rebozado que se fríe dos veces para que sea más crujiente, y luego se cubre con una salsa de gochujang y miel.

Almejas fritas (Nueva Inglaterra)

Los puestos de almejas de carretera salpican el paisaje de Nueva Inglaterra, desde Connecticut hasta Maine, y venden el marisco frito más famoso de la región. En Nueva Inglaterra, las almejas enteras se sumergen en leche y luego se rebozan en harina de maíz antes de freírlas.

Normalmente se sirven con salsa tártara, pero también pueden disfrutarse solas o en forma de rollo de almeja en un panecillo al estilo de los hot dogs. A las tiras de almeja se les quita la barriga para obtener una opción frita más fina y crujiente.

Kibbeh (Medio Oriente)

Es el platillo nacional del Líbano, pero se pueden encontrar versiones de estas bolas fritas de carne y bulgur en todo el Medio Oriente. La carne molida de res o cordero se mezcla con trigo bulgur cocido, cebollas y especias.

Tradicionalmente se mezclan y trituran a mano, y luego se les da forma y se fríen.

El kibbeh puede formarse en bolas con forma de balón de fútbol, en discos grandes o cocidas al horno. Una versión cruda, similar al tartar, se conoce como kibbeh nayyeh.

Leche frita (España)

La leche frita se sirve con cerezas.
Crédito: FomaA/Adobe Stock

La leche frita es una de las comidas callejeras favoritas del norte de España. La leche se cuece con harina y azúcar hasta formar una crema espesa, y luego se enfría hasta que esté firme. Las natillas se cortan en cubos, se pasan por harina y huevo y se fríen. Los cubos de leche frita se cubren con canela y azúcar para hacerlos más dulces.

Tostada de camarón (Hong Kong)

Las tostadas de camarón son un sencillo tentempié salado que consiste en pasta de camarón untada en pan blanco y luego frita hasta quedar dorada.

Se popularizó en Hong Kong, algunos especulan que el componente de pan de este plato procede de la colonización británica, y se ha extendido a los menús de dim sum de todo el mundo. En una variante británica y australiana se espolvorean semillas de ajonjolí sobre el pan tostado antes de freírlo.

Barra de chocolate Mars frita (Reino Unido)

Es uno de los experimentos más conocidos de “¿se freirá?”. La barra de chocolate Mars frita es una novedad escocesa que ha inspirado a muchos imitadores, desde Oreos hasta Twinkies.

Creada originalmente en una tienda de papas fritas escocesa, supuestamente como un reto, una Mars Bar congelada (una barra de chocolate, turrón y caramelo) se sumerge en una masa espesa y se fríe justo hasta que el chocolate está pegajoso y ligeramente derretido.

Pizza frita (Italia)

Nápoles (Italia) es famosa por su pizza napolitana de masa fina y airosa, pero la pizza frita es el elemento menos conocido de la tradición pizzera de la ciudad. Este estilo de pizza, que durante mucho tiempo fue un tentempié en las zonas más pobres de Nápoles, se popularizó durante la Segunda Guerra Mundial, cuando los ingredientes escaseaban y los bombardeos destruían muchos de los hornos de leña utilizados para hacer la pizza napolitana.

Estas rebanadas de maza sacian, y más aún cuando se rellenan con ingredientes como ricotta, tomates molidos y chicharrones de cerdo.

Chimichangas (suroeste de Estados Unidos)

chimichanga

Una chimichanga de res frita con arroz y frijoles debería ser un éxito. El antiácido es opcional.
Crédito: Brent Hofacker/Adobe Stock

Arizona presume de ser la cuna de las chimichangas, unos burritos fritos que hoy son un elemento básico de la cocina tex-mex.

Aunque dos restaurantes de Phoenix y Tucson ofrecen historias de origen que compiten entre sí, al igual que ocurre con muchas comidas tex-mex, el concepto se ha multiplicado por todo el suroeste. Los burritos pueden rellenarse con arroz, frijoles, queso y carnes como carne molida o asada, cerdo o pollo y luego se fríen hasta que la tortilla se convierte en una capa crujiente.

Chicharrones (España, América Latina y Filipinas)

Puede que los chicharrones sean populares entre las personas que siguen la dieta Keto, pero no son una nueva creación desarrollada por las grandes marcas de botanas. El chicharrón, o piel de cerdo frita, ha sido un método para aprovechar cada parte del cerdo durante siglos. Se asocia sobre todo a los países como España y latinoamericanos, así como Filipinas.

Puede formar parte de un platillo principal cuando se usa como relleno para tacos, mofongo o arepas, como cobertura crujiente, o solo con condimentos.



MÁS INFORMACIÓN