Condenan a hombre que vivía en la habitación de su hija en el Sarah Lawrence College


(CNN) — El padre que vivía en la habitación de su hija en la universidad Sarah Lawrence College ha sido condenado por tráfico sexual, trabajo forzoso, evasión de impuestos y blanqueo de dinero tras menos de un día de deliberaciones del jurado, según informó este miércoles la Oficina del Fiscal de Estados Unidos del Distrito Sur de Nueva York.

“Hace doce años, Larry Ray se mudó a la habitación de su hija en el Sarah Lawrence College”, dijo el fiscal estadounidense Damian Williams en un comunicado de prensa. “Y cuando llegó allí, conoció a un grupo de amigos que tenían toda su vida por delante.

Durante la siguiente década, utilizó la violencia, las amenazas y el abuso psicológico para intentar controlar y destruir sus vidas. Los explotó. Los aterrorizó. Los torturó. Permítanme ser muy claro. Larry Ray es un depredador. Un hombre malvado que hizo cosas malvadas”.

Williams agradeció a las víctimas que hablaron en el tribunal, señalando que el veredicto no habría sido posible sin su testimonio. “Estamos asombrados por la valentía de las víctimas que enfrentaron un trauma increíble”, añadió.

CNN se ha puesto en contacto con la abogada de Ray, Marne Lenox, para que haga comentarios.

¿A qué se enfrenta el padre que vivía en la residencia del Sarah Lawrence College?

Según la Fiscalía de Estados Unidos, Larry Ray, de 62 años, fue condenado por:

  • Conspiración de crimen organizado
  • Conspiración para cometer extorsión
  • Extorsión
  • Tráfico sexual
  • Obtención de trabajos forzosos
  • Tráfico de trabajos forzosos
  • Conspiración para obtener trabajos forzosos
  • Violación de la Ley de Viajes
  • Cuatro cargos de evasión de impuestos
  • Blanqueo de dinero

La condena por tráfico sexual conlleva una pena mínima obligatoria de 15 años y una máxima de cadena perpetua.

Durante años, Ray manipuló y abusó sexual y psicológicamente de un grupo de estudiantes universitarios y de otras víctimas, según el Departamento de Justicia.

Extorsionó a las víctimas después de conseguir que hicieran confesiones falsas sobre los daños que le causaron a él, a su familia y a sus socios, según la acusación. Las víctimas vaciaron los ahorros de sus padres, abrieron líneas de crédito y vendieron propiedades inmobiliarias para pagarle a Ray. También les obligó a que hicieran trabajos no remunerados y ganaran dinero para él mediante la prostitución.

Ray obligó a una mujer a comerciar con actos sexuales para pagarle daños y perjuicios, dinero que ella no debía, según la Fiscalía. Ray estableció un vínculo emocional con ella cuando era una estudiante universitaria y recopiló fotos sexualmente explícitas y otras informaciones para coaccionarla a cometer más actos sexuales comerciales, dijo la Fiscalía.

En un caso de presunta brutalidad de Ray, ató a la mujer a una silla, le puso una bolsa de plástico en la cabeza y casi la asfixió, según la acusación. Recogió millones de dólares de las ganancias de la prostitución forzada de esta víctima, según la Fiscalía.

Los fiscales dijeron en 2020 que la investigación fue impulsada por el artículo titulado “The Stolen Kids of Sarah Lawrence” que fue publicado en abril de 2019 en la revista neoyorquina The Cut. La universidad privada de artes liberales, Sarah Lawrence College, tiene unos 1.700 estudiantes y está ubicada en Yonkers, Nueva York.

Con información de Steve Almasy de CNN.



MÁS INFORMACIÓN