Condenado a 5.160 años un exmilitar guatemalteco por la masacre de 171 personas en 1982

El exmilitar guatemalteco Santos López Alonzo comparece ante el juez en Ciudad de Guatemala tras ser deportado desde EE UU, en 2016.
EFE

Un Tribunal de Guatemala decidió este miércoles condenar a 5.160 años de prisión al kaibil y militar retirado Santos López Alonzo, quien fue encontrado culpable de participar en la masacre de 171 personas en la comunidad de Las Dos Erres en diciembre de 1982.

El tribunal, presidido por el juez Elvis David Hernández, declaró por unanimidad que López Alonzo fue responsable del asesinato de 171 personas —de las 201 que le imputaba la Fiscalía inicialmente—y le impuso 30 años por cada víctima (5.130), además de otros 30 por delitos de lesa humanidad.

Según el fallo, en el marco de la guerra civil (1960-1996), un comando integrado por 40 kaibiles (fuerza de elite militar) llegó a Las Dos Erres, en el municipio de La Libertad, en busca de 22 fusiles de asalto que les había robado la guerrilla unos meses atrás.

Entre el 4 y el 6 de diciembre de 1982, la comunidad fue custodiada por los kaibiles, que violaron a las mujeres y asesinaron a niños, hombres y ancianos, a quienes llevaron a un pozo en construcción para lanzarlos al fondo tras golpearlos en la cabeza con una maza.

A días de la conmemoración de esta masacre, el Tribunal leyó la sentencia por los delitos de asesinato y lesa humanidad, y aseguró que el militar actuó con “alevosía”, “premeditación”, “exceso de violencia” y “ensañamiento”.

Deportado por Estados Unidos

Santos López, quien según el fallo cooperó con sus compañeros de unidad para exterminar esta aldea y formó parte de esa patrulla especial, fue enviado a juicio en abril de 2017, después de que fuera deportado de Estados Unidos en agosto de 2016, debido a una orden de captura internacional en su contra que databa de 1999.

El Tribunal, que fijó la audiencia de reparación digna para el 23 de noviembre, lo absolvió del delito de supresión, alteración del estado civil de un menor y delitos de lesa humanidad contra Ramiro Antonio Osorio Cristales, un niño de entonces 5 años secuestrado tras el asesinato de toda su familia y a quien luego cambiaron su nombre a Ramiro Fernando López García, para ser adoptado por el militar, dándole un trato denigrante en su crecimiento, según la acusación. No obstante, los jueces señalaron que no es posible enmarcarlos en el delito de lesa humanidad.

En agosto de 2011, el Tribunal Primero de Alto Riesgo condenó a 6.060 años de prisión a Manuel Pop, Reyes Collin Gualip y Daniel Martínez Hernández, exmiembros de la Escuela de Kaibiles por los delitos de asesinato y deberes contra la humanidad. El exteniente Carlos Carías fue sentenciado a 6.066 años de cárcel por esos dos delitos y el de hurto agravado.

La matanza de Las Dos Erres es una de las 669 que quedaron documentadas en el informe “Memorias del Silencio”, que elaboró la Comisión del Esclarecimiento Histórico (CEH) y que dio a conocer en 1999.

El conflicto armado que desangró Guatemala entre 1960 y 1996 dejó unas 250.000 víctimas entre muertos y desaparecidos, además de más de un millón de desplazados internos, y el 93% por los crímenes son atribuidos al Ejército y grupos paramilitares, el 3% a la guerrilla y el restante indefinido.

MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook