Compañero ciudadano, ¡asuma su posición!


Clases presenciales, Ucrania, fuero electoral penal, condenas en Nueva York… Estos son los temas más relevantes de las dos últimas semanas.

Cierre de escuelas: esto y cualquier otro cierre, ¡simplemente no es opción! Tanto Colombia como Costa Rica (nuestros vecinos) y más de un centenar de otros países ya han levantado todas las restricciones.

Respecto al mismo tema, la Organización Mundial de la Salud (OMS) pretende un tratado en que todos los países firmantes entreguen a ciegas su soberanía a ese organismo. Canciller: ¡ojo a este “cují”, totalmente inaceptable!

En Polonia, según el diario New York Times, el embajador ruso se levantó a dar un discurso honrando a los soldados rusos muertos en la Segunda Guerra Mundial y, con el grito “¡fascista!”, unos que protestaban le tiraron encima un montón de tinta roja. Su excelencia quedó bañado en “sangre”, representando correctamente la cruel invasión rusa en Ucrania

Lo que el procurador Eduardo Ulloa inició en su paso por la Procuraduría General de la Nación, lo completó el procurador Javier Caraballo, enviando de vacaciones a las fiscales de casos de alto perfil y –a su retorno– envió a la fiscal Sterling, quien tenía nada menos que el caso Odebrecht, el de mayor corrupción de nuestra historia, a Colón y Guna Yala, ¡como fiscal de la Adolescencia! (Igualito que la fiscalía de Nueva York con Odebrecht). ¡La desvergüenza en nuestro país no tiene límites!

– La carta de los fiscales al juez de Nueva York destapa con lujo de detalles el recorrido criminal de los príncipes y la vida de lujo permanente de ambos , incluso dentro de sus encierros. También queda clarito quién es el “boss” objeto primario del caso, pronto convertido en “fugitivo” de la justicia internacional.

– El magistrado Alfredo Juncá confirmó -a través de sus “explicaciones”- la teoría del poeta Sánchez Borbón: “cuando metes la pata, no debes decir nada más, porque la metes más profundo”. La única salida “honrosa” de estos dos magistrados del Tribunal Electoral, ¡es renunciar!

– Un tema positivo: el proyecto de ley que regula situaciones de conflictos de intereses en la función publica, un concepto anticorrupción que los políticos nuestros parecen desconocer. Falta la firma del presidente de la República.

– Segundo positivo: los administradores del Canal –Catín Vásquez e Ilya Espino de Marotta– firmaron la contratación colectiva del sindicato “no pro” (nombre horroroso). Los felicito y ojalá éste sea el inicio de las firmas con todos los pendientes desde hace tres años, especialmente el de los capitanes.

– Tercer positivo : recomiendo a todo ciudadano el libro del constitucionalista Carlos Bolívar Pedreschi, titulado Hacia una concepción diferente del derecho constitucional. Adicional al libro, un grupo de respetados juristas han creado un borrador de nueva Constitución, con puntos y comas para que en el momento que se produzca una posible reforma, exista este borrador para iniciar el debate. ¡Magnífico!

– El grupo cívico Repensando Panamá tiene el gran valor de comprobar la tolerancia ideológica que ha sido virtud histórica en nuestra República. Sus comunicados son lectura obligada para todo ciudadano.

– Por último: de los crímenes más crueles que se están cometiendo contra el pueblo panameño, está el vulgar robo que representa el precio de las medicinas (4 y 5 veces más caras en nuestro país).

La solución es sencilla: todo medicamento que tenga la aprobación del la FDA de Estados Unidos y su homólogo de Inglaterra, Suiza y países similares, queda libre de pruebas panameñas y libre para importación por cuaquier persona natural o jurídica –libre de impuesto y de cualquier otra restricción–. Abierto el mercado, verán cómo se resuelve el problema en 10 días. Chillarán las farmacéuticas, los representantes exclusivos y demás, pero el pueblo podrá lograr los precios más bajos del mundo. ¡Como se lo merece!

El autor es fundador del diario La Prensa



MÁS INFORMACIÓN