cómo un trasplante de heces de otra persona te puede salvar la vida


No se habla demasiado del trasplante de microbiota fecal, quizás porque todavía existe algo de escepticismo por la aplicación de este tratamiento, tal y como informan en el artículo Trasplante de microbiota fecal. Sin embargo, los resultados que se han obtenido han sido reveladores y han abierto un campo de estudio muy interesante en el que la microbiota intestinal es la protagonista.

¿En qué consiste realmente el transplante de microbiota fetal?

Desde la Societat Catalana de Digestología explican que el trasplante “consiste en la obtención de microorganismos intestinales de las heces de un individuo sano (donante), para introducirlos en el tracto gastrointestinal de una persona con infección”. De esta forma, se puede conseguir restaurar la flora intestinal del paciente de manera segura y sin que haya ningún efecto adverso.

Para garantizar el bienestar del paciente y asegurar el éxito del trasplante de microbiota fecal se realiza un estudio previo de la materia fecal del donante. Así se pueden detectar determinados patógenos que puedan empeorar la afección del paciente que se va a someter a esta intervención y reducir cualquier tipo de riesgo que pueda haber tras el procedimiento.

¿Cómo se lleva a cabo?


La Societat Catalana de Digestología informa de manera muy clara los pasos que se realizan durante el trasplante de microbiota fecal. Se puede hacer de 3 formas distintas: “vía sonda naso-duodenal, vía colonoscopia o mediante enemas de limpieza”. Será el médico el que determine la vía más adecuada para que el paciente pueda beneficiarse de este tratamiento.

¿Quién puede necesitar este transplante?

Los pacientes que hayan sido diagnosticados con Clostridium difficile que no respondan bien al tratamiento con antibióticos pueden necesitar, con urgencia, un trasplante de microbiota fecal. La enfermedad puede cronificarse e incluso llevar a la muerte en algunos casos. También, quienes tengan colitis ulcerosa pueden beneficiarse de este tratamiento mejorando notablemente sus síntomas.

En relación a los resultados, estos son prometedores. La Societat Catalana de Digestología, con respecto al trasplante de microbiota fecal en pacientes con Clostridium difficile aseguran una tasa de curación de hasta el 90%. Por lo tanto, se trata de un tratamiento que puede ser una alternativa interesante cuando otros no funcionan en determinados pacientes diagnosticados.

Un transplante que todavía se encuentra en estudio


Intestino y bacterias

El trasplante de microbiota fecal todavía se encuentra estudiándose a fondo, sobre todo, para tratar otras afecciones como la enfermedad inflamatoria intestinal. No obstante, dado los datos ofrecidos por la Societat Catalana de Digestología parece que las expectativas son bastante alentadoras. Además, con esto, se le brinda una importancia mayor a la microbiota intestinal.

La microbiota tiene un impacto en el metabolismo, el sistema inmune, el desarrollo de determinadas enfermedades como la obesidad o la diabetes. Cuidarla es fundamental y el diagnóstico precoz de patologías como algunas de las ya mencionadas es vital. Las diarreas, el malestar, la inflamación del colon, las náuseas… todo esto puede ser desagradable y, también, grave.

El trasplante de microbiota fecal es una alternativa que parece eficaz y que tiene una tasa muy interesante de curación para aquellos pacientes en los que los tratamientos habituales no funcionan. A pesar de que todavía necesita investigarse más, para aplicarse a otras enfermedades, se esperan que los nuevos hallazgos sean muy positivos porque pueden salvar vidas.



MÁS INFORMACIÓN