Cómo evitar perder hasta 428 euros por no hacer bien la declaración de la Renta


La Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT) abrió este jueves 26 de mayo el plazo para solicitar la cita previa para recibir atención presencial a partir del 1 de junio en el marco de la campaña de la Renta y Patrimonio correspondiente al ejercicio económico de 2021.

En este sentido, el plazo para presentar la declaración finaliza el jueves 30 de junio, por lo que queda poco más de un mes para que los contribuyentes confeccionen su borrador y lo envíen a Hacienda. Pero una de las cuestiones más importantes a la hora de elaborar la Renta es saber a qué deducciones tienes derecho para ahorrar en la declaración anual del IRPF. 

Las deducciones son los conceptos por los que un contribuyente puede acabar pagando menos y que el resultado de la declaración salga negativo. Pero muchas personas no son conscientes de todas las desgravaciones fiscales a las que tendrían derecho, y muchos acaban pagando más de lo que deben o terminan recibiendo menos dinero.

El borrador no incluye todas las deducciones

“Según cálculos realizados en TaxDown, cada año, los contribuyentes españoles dejamos de percibir más de 9.000 millones de euros en deducciones no aplicadas, en muchos casos, de carácter autonómico. Al final, se trata de dinero que le pertenece al contribuyente y que no recibe por desconocimiento o exceso de confianza a la hora de aceptar su borrador por defecto”, asegura Quique García, CEO de TaxDown, en declaraciones recogidas por la plataforma iAhorro.


Esto quiere decir que cada contribuyente que debe hacer la declaración de la Renta no percibe unos 428 euros de media por no añadir todas las deducciones de forma correcta, aseguran en iAhorro. Esto se debe, en gran medida, a que el borrador no incluye todas las deducciones, como las autonómicas.

“Las comunidades autónomas con mayor número de deducciones propias son la Comunidad Valenciana, Canarias y Castilla y León, con 31, 23 y 17 deducciones, respectivamente”, asegura Quique García. 

El primer paso es que el contribuyente tenga en cuenta sus circunstancias económicas, si tiene hijos menores a cargo, una hipoteca por adquisición de vivienda o si ha realizado donaciones a organizaciones benéficas, entre otros aspectos.

¿Qué deducciones hay que tener en cuenta?

Las deducciones familiares son clave a la hora de tramitar la declaración. “Existen deducciones por tener hijos que buscan ayudar a las familias y hacerles la vida un poco más sencilla. Por ejemplo, la deducción por maternidad por tener hijos menores de 3 años de hasta 1.200 euros anuales por cada hijo nacido o adoptado en territorio español. Todas las madres en esta situación tienen derecho a esta deducción y pueden solicitar incluso el abono por anticipado”, detalla el CEO de TaxDown.


Simulador Renta

Estas deducciones pueden aplicarse también hasta que el progenitor cumpla 25 años, pero estos no pueden percibir ingresos anuales superiores a los 8.000 euros.

Por otro lado, aportar dinero a causas solidarias también tiene recompensa para el contribuyente en la declaración. “Las donaciones a entidades sin ánimo de lucro (siempre que sean en cuotas mensuales, trimestrales o anuales) desgravan hasta el 80% en los primeros 150 euros y un 35% en la cantidad restante”, explican.

¿Y si las aportaciones son a partidos políticos o sindicatos? En estos casos, el contribuyente podrá deducirse hasta un 20% de las cuotas de afiliación o las aportaciones, siempre que la cantidad no exceda de los 600 euros anuales.

Asimismo, las personas que paguen una cuota por pertenecer a un colegio profesional podrán desgravarse hasta 500 euros, siempre que sea imprescindible estar asociado a dicho organismo para ejercer su trabajo.



MÁS INFORMACIÓN