Claves de las protestas desatadas en la mayor fábrica de iPhone del mundo en China

La fábrica de Faxconn, que produce el 70% de los iPhone en todo el mundo, ubicada en la ciudad china de Zhengzhou vive una situación complicada con sus trabajadores que han desatado una huelga  contra el personal de seguridad por las duras restricciones impuestas por un reciente brote de covid en la planta. Pero, ¿Cuáles han sido los detonantes de estos enfrentamientos? 

Malas condiciones laborales

El impago de salarios ha sido la causa principal de este motín, protagonizado por los trabajadores que se han incorporado recientemente a Foxconn para suplir las bajas registradas semanas anteriores y que retrasarían las producciones acordadas de cara a las fiestas de navidad

En este sentido, los empleados han acusado a la empresa de malas condiciones laborales, además de un retraso en los pagos de los salarios. Todo ello, sumado a la preocupación ante la propagación del virus, asegurando que no se están respetando los protocolos de cuarentena necesarios para erradicar el contagio

Además, según fuentes de La Vanguardia, Foxconn hizo una oferta de empleo a los nuevos trabajadores que prometía 25.000 yuanes para los dos meses de trabajo en la planta de producción que duraba el contrato. 

Ante las dudas de que se fuera a cumplir, los empleados se enfrentaron en disturbios contra la empresa, quien les exigió hacer un trabajo adicional como condición para cobrar el salario más alto prometido. 


Enfrentamientos violentos

Las malas condiciones laborales denunciadas por los trabajadores de la planta más grande de iPhone, han derivado en unos violentos enfrentamientos de los empleados en contra de los trabajadores de seguridad. 

Comenzaron el pasado martes y se han prolongado durante la mañana del miércoles, cuando más de un centenar de empleados se enfrentaron a los guardias enfundados en trajes EPI, generando así, momentos de tensión y agresiones por ambas partes. 

En estos vídeos publicados por diferentes usuarios de las redes sociales se puede ver como el personal de seguridad, ataviado para evitar el contacto con los trabajadores se enfrenta a estos en un violento encuentro a la puerta de la fábrica. Los empleados lanzan vallas y objetos de metal para arremeter contra el personal con motivo del enfado que ha provocado todas las malas condiciones con las que están trabajando, mientras los agentes de seguridad intentan frenar el avance de los empleados hacia la fábrica, cerrando su paso. 

Para contener estas protestas, un hombre identificado como secretario del Partido Comunista a cargo de los servicios comunitarios apareció en un vídeo de la red social Sina Weibo, instando a los manifestantes a retirarse, asegurando que las demandas que estaban haciendo serían atendidas. 

Respuesta de las autoridades

La compañía rechazó todas las acusaciones que los trabajadores habían lanzado sobre ella, asegurando que las instalaciones se habían desinfectado y habían sido aprobadas por las inspecciones gubernamentales antes de que se alojara a los nuevos empleados. 

Además, según afirma en un comunicado, la empresa asegura que en lo que respecta a cualquier tipo de violencia, seguirá comunicándose tanto con los empleados como con el gobierno para así evitar que vuelvan a producirse incidentes. 

Por su parte, el gobierno mantendrá en marcha su política contra el covid mientras “supera con decisión el estado de parálisis y laxitud”, tal y como confirmó el portavoz de la Comisión Nacional de Salud, Mi Fenjg. También ha indicado a los habitantes contagiados de ocho distritos de Zhengzhou que permanezcan en casa durante cinco días y la realización de pruebas a gran escala para ganar la “guerra de aniquilación” contra el virus. 

La fábrica madre de iPhone

La multinacional taiwanesa Foxconn se ha convertido desde 1974 en la mayor fábrica de iPhone de todo el mundo. Cuenta con un total de trece fábricas distribuidas en 9 ciudades chinas, entre las que se encuentra la de Zhengzhou, escenario de los altercados, en donde trabajan alrededor de 120.000 trabajadores. 

Datos del año 2020 aseguran que en este complejo se producen 350 smartphones de Apple por minuto, o lo que es lo mismo, un total de 500.000 ejemplares al día. Esta cifra se ha reducido durante los años en los que ha estado presente la pandemia, ya que el número de trabajadores también se ha visto mermado a causa de los nuevos contagios que se han dado en el país y en la ciudad. 

Política ‘cero covid’

China está atravesando uno de los momentos más difíciles en la gestión del covid. Durante la semana, las autoridades sanitarias y gubernamentales han informado del primer muerto en seis meses de estabilidad pandémica. Durante la mañana del jueves un total de 6,6 millones de residentes de ocho distritos de Zhengzhou han sido informados de que deben permanecer en casa durante cinco días. 

Se trata de una rígida política para frenar los contagios por covid que expone a los habitantes a pruebas masivas y a cierres repentinos de áreas en donde se han detectado casos positivos o contactos cercanos. Estos ciudadanos solo podrán salir de sus casas para comprar alimentos y medicinas. 

Esta situación extrema ha llevado a los ciudadanos a protestar en las calles contra las nuevas medidas que parecen no causar el efecto necesario, ya que en muchas ciudades chinas se están registrando picos de contagio que, a nivel nacional, ya superan los 28.000. 



MÁS INFORMACIÓN