Ciccone arrebata el maillot amarillo a Alaphilippe en la primera gran etapa


Julian Alaphilippe, con el maillot amarillo del Tour de Francia.
EFE

La primera etapa con final en alto del Tour de Francia 2019 deparó cambio de líder, pero dejó algunas noticias más. Para empezar, la victoria del belga Dylan Teuns, que se impuso en los últimos kilómetros, pero también los movimientos de Mikel Landa, que a tres kilómetros del final decidió que era el momento de atacar, por más que Nairo Quintana aparezca señalado como líder del equipo de ambos, el Movistar.

El italiano Giulio Ciccone, otro de los escapados del día, que entró en meta segundo tras Teuns, arrebató el maillot amarillo a Julien Alaphilippe por sólo seis segundos. El francés luchó para mantener el liderato con todas sus fuerzas: las había agotado ya al entrar en meta, momento en el que se venció exhausto sobre una valla. Al ver peligrar el amarillo, Alaphilippe se adelantó al grupo y se retorció en las últimas rampas, seguido y adelantado al final por el vigente campeón, Geraint Thomas, que está a sólo 49 segundos de Ciccone.

En una jornada de 160,5 kilómetros con siete puertos, se esperaba que el último de ellos, La Planche des Belles Filles, sirviera para calibrar no sólo las fuerzas de los aspirantes, sino sus estrategias y hasta sus galones. Una subida que se ha hecho un hueco ya en la carrera francesa pese a haberse subido sólo cuatro veces. Cuando faltaban tres de sus siete kilómetros se movió Landa. Y se movió con fuerza. El ataque quedó en nada, pero sirvió como desafío al orden establecido, y también para que el corredor alavés demostrara que está con ganas y confianza, y que el teórico rol Quintana no va a ser un obstáculo para volver a intentarlo. De momento es el segundo español en la general, decimoséptimo a 1:43 de Ciccone. Enric Mas es decimotercero a 1:23.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook