Carlos III quiere convertir Balmoral en un memorial permanente para su madre abierto al público


Carlos III lleva apenas tres semanas como nuevo rey de los británicos y ya tiene nuevas ideas para poner en práctica. Una de las primeras tiene que ver con un homenaje a su madre, la difunta Isabel II.

Tal y como recoge el Daily Mail, Carlos III espera convertir el castillo de Balmoral en un monumento público a la reina, abriéndolo aún más a las visitas durante la mayor parte del año.

El castillo escocés, donde la reina pasó sus últimos días antes de su muerte el pasado 8 de septiembre, contará con exhibiciones y con un espacio permanente para honrar el legado de la difunta monarca.

De hecho, según los nuevos planes, el rey Carlos incluso permitiría que miembros del público visitaran la residencia de vacaciones de su madre mientras él se hospeda allí.

Aunque Carlos no usará Balmoral como su principal residencia escocesa, espera hacer que la propiedad privada, junto con otras residencias reales, sea más accesible al público para que pueda conocer más detalles sobre la vida de su madre.

El rey, por su parte, prefiere la vecina finca de Birkhall, que heredó tras la muerte de su abuela, la reina madre. Él y la reina consorte Camilla también pasaron aquí su luna de miel.



MÁS INFORMACIÓN