Caraballo se reúne con Fiscal General de Colombia; evalúan estrategias contra el tráfico de migrantes y delitos financieros


Debido a la existencia de iguales problemas regionales en cuanto a la criminalidad y que se enfrentan a las mismas bandas organizadas Panamá y Colombia buscan fortalecer sus mecanismos de controlar del tráfico de personas y el narcotráfico.

Por ello, este martes 5 de abril se reunieron en la ciudad de Panamá el procurador general de la Nación encargado, Javier Caraballo, y el fiscal general de Colombia, Francisco Barbosa y su equipo de trabajo.

La reunión se da luego que le pasado mes de marzo se reveló que el 30% de los 8 mil 456 migrantes que entre enero y febrero de este año atravesaron la densa selva de Darién proviene de Venezuela.

El año pasado, el 62% de los migrantes fueron haitianos que, sin embargo, en 2022 representan el 13%, según informes estadísticos del Servicio Nacional de Migración.

Barbosa y Caraballo también evaluaron la labor que se efectúa en ambos países en materia de crimen organizado transnacional y delitos financieros.

Caraballo destacó que “somos conscientes que tanto en Panamá como en Colombia tenemos los mismos problemas… y solo con la ayuda y la interrelación mutua podremos” reducir su incidencia.

Añadió que la estrategia conjunta “permitirá reducir la criminalidad organizada transnacional que busca incidir en nuestros países”.

Por su parte, Barbosa abogó por la creación de una estrategia para la identificación del fenómeno de tráfico de migrantes y la colaboración bilateral entre países y entidades judiciales.

“Siempre celebrar estos trabajos, hemos visto las estadísticas de trabajos conjuntos, la multiplicación de esfuerzos de los países en esta criminalidad”, aseguró Barbosa.

En el 2021, la Fiscalía Especializada contra la Delincuencia Organizada comenzó 61 investigaciones por tráfico de migrantes y obtuvo 24 condenas. Mientras que en 2022 se han abierto 24 investigaciones por tráfico de migrantes.



MÁS INFORMACIÓN