Cápsulas… y una idea


Después de 60 años de guerra interna, Colombia tiene su primer gobernante de izquierda. Escuché con mucho cuidado el discurso de toma de posesión buscando señales de revancha, de cambios radicales del modelo. No encontré sino un discurso de una izquierda moderada, dentro de las instituciones democráticas, pero siempre abriendo más oportunidades para los desfavorecidos. Ahora faltan las acciones que coincidan con las palabras… y también falta una joven oposición futurista que represente un contrapeso moderador.

Buena salida esperanzadora de la coalición Vamos. De 400 solicitudes, los diputados independientes dirigentes los filtraron y decidieron por unos 100, quienes serán legítimos independientes postulados para diputados, alcaldes y representantes. Podrían entonces convertirse en un buen complemento al partido de los independientes Otro Camino, que postulará a Lombana a la Presidencia.

Entre todos, serán la opción a los cleptócratas de los partidos tradicionales que han gobernado y son todos –por lo menos parcialmente– responsables del desastre que tenemos.

Billy Ford, hijo y Temi Díaz S. también lograrán liberar a la facción decente que quedó del Molirena. Buen grupo que funcionaría de la mano con los legítimamente independientes.

Nito Cortizo debió haber viajado a la toma de posesión de Gustavo Petro, para establecer una buena relación que podría valer mucho para ambos países. Pero no fue y en su representación envió a Gaby Carrizo (quien ya por instrucción política de algún asesor no sonríe mostrando la dentadura, lo cual le encanta a los caricaturistas). Se fue en avión privado que “no costó al erario”, pero si supiéramos de quién es el avión, sabríamos el “costo real” del viajecito.

Lo más triste es que Petro saludó públicamente a todos los invitados, sus esposas y familias, e incluso mencionó a una barrendera… Pero no mencionó al vicepresidente de Panamá. ¡Vergüenza!

La general del Comando Sur, en sus jueguitos de guerra anual para “proteger al Canal”, nos hizo el gran favor de llevarse a Estados Unidos a toda la gorilera del continente… y no a Panamá, como ha sido la costumbre, echándole sal a la herida de la invasión. Gracias.

Alguien insiste en la publicación de los ingresos por jubilación de los comisionados de nuestra Fuerza Pública –indicando además el sueldo adicional que ganan como “asesores” del gobierno–. ¡Es totalmente desproporcionada!

El diario libre –La Prensa–, el diario sin dueño pero con muchos dueños, incluido gran parte de sus empleados – cumplió 42 años de guerras ganadas tan solo con la pluma y una gran dosis de principios y valentía. Los fundadores fuimos Ricardo J. Bermúdez, Fabián Echevers, Ricardo Arias Calderón, Ricardo Alberto Arias y quien escribe. Solo quedamos Ricardo Alberto y yo con la bandera en alto en honor a nuestros amigos y compañeros que se nos adelantaron.

El gobierno solo acciona presionado y, cuando lo hace, siempre es trampeando con mentiras. Dice que abrió el mercado de medicamentos, cuando no es así. Solo se refiere a los medicamentos aprobados en Panamá, lo cual significa que el oligopolio de los distribuidores sigue mandando y, si quieres meterte en el mercado, tienes que ser primero dueño de farmacia.

Ante la crisis, la sociedad se ha ido organizando con sentido patriótico: el sector privado tiene ahora una “Gran Alianza Nacional por Panamá”, con unas 150 organizaciones en todas las provincias. La cabeza de la alianza es la profesora Alicia Jiménez, de Chepo y ahora presidenta de Fedecámaras, una federación de las cámaras de todas las Provincias, muchas organizaciones de productores agrícolas, clubes cívicos y hasta la Asociación Bancaria.

Por otra parte, se han juntado casi todas las ONGs de la sociedad civil (entes privados dedicados a la agenda pública sin aspirar al poder público). Así, en las próximas semanas tendremos organizaciones con representación amplia de toda la sociedad, al igual que amplia capacidad de calle y de cierre. Todo esto hará posible un nuevo pacto social nacional de toda la ciudadanía.

La crisis se ha convertido en la gran oportunidad para fortalecer la democracia, humanizándola para beneficio de todos.

El autor es presidente fundador del diario La Prensa.



Source link