Capacitación, reto del sector logístico


La capacitación continúa y la digitalización de los procesos, así como la implementación de nuevas tecnologías, son los principales retos que enfrenta el sector logístico panameño.

Durante la versión CADE 2022 Colón y la Región Oriental, realizado por la Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresa (Apede), se abordó el futuro de este sector que emplea a más de 300 mil personas.

Jorge Barnett, director General del Centro de Investigación e Innovación Logística de Georgia Tech Panamá, comentó que informes del Foro Económico Mundial indican que para el 2025 el 50% de los trabajadores que participan en las cadenas logísticas a nivel mundial tendrán que recapacitarse debido a la introducción de nuevas tecnologías, y señala que Panamá no escapa de esa realidad.

Indica que el proceso de recapacitación no es sencillo, porque hay personal que por años ha desarrollado una posición, pero considera que es un periodo que debe iniciar lo antes posible.

“La automatización llegará a todas las áreas dentro de la cadena logística, incluyendo servicio al cliente, pero esto nos permitirá crear nuevos puestos de trabajo”, indicó.

La presidente de Apede, Elisa Suárez de Gómez, señaló que “Panamá está llamado a ser un país logístico, por ello urge la integración nacional” en esta área productiva. Reitera la importancia de impulsar la implementación de una estrategia de largo plazo, dando opciones de desarrollo a una zona tan importante como lo es la provincia de Colón, pero con graves problemas que deben ser atendidos en materia social.

Alberto López Tom, presidente del Consejo Empresarial Logístico (COEL), precisa que es prioritario avanzar hacia la digitalización de todos los procesos involucrados en la cadena logística, incluyendo el área institucional, donde los procesos no sean interrumpidos por los cambios de autoridades, y donde la discrecionalidad de los funcionarios en la toma de decisiones no sea un obstáculo.

El presidente de COEL reconoce que se han logrado avances en la agilización de los procesos, pero advierte que todavía el país está rezagado en temas de infraestructura, en especial en la conectividad de los puertos con el resto del país.

Considera que la ampliación del Canal de Panamá logró su cometido al incrementar el volumen de carga, pero señala que ahora la meta debe ser que parte de la mercancía se quede en el país para agregarle valor.

Benigno López Benítez, vicepresidente de sectores y conocimiento del Banco Interamericano de Desarrollo, comentó que las grandes empresas buscan darle mayor seguridad a su cadena de suministros y necesitan insumos desde lugares más cercanos.

“Panamá es una economía que ya está insertada en el mercado global, tenemos la oportunidad de ahondar aún más esa inserción, para generar más riqueza, más empleo y un crecimiento no solo más equitativo, sino alineado con los retos del cambio climático”, explicó López Benítez durante su intervención.



MÁS INFORMACIÓN