Calviño se estrena en el FMI firmando en solitario una condena a la guerra por culpa del veto ruso a un comunicado conjunto


La vicepresidenta primera del Gobierno, Nadia Calviño, se ha estrenado este jueves como presidenta de turno del Comité Financiero y Monetario del Fondo Monetario Internacional (FMI) encontrando de frente el veto de Rusia a una mención a la guerra en Ucrania en el comunicado conjunto que suele emitirse tras las reuniones del organismo. En su lugar, la ministra de Asuntos Económicos ha optado por firmar una nota de forma individual en la que sí ha citado la resolución de la ONU del pasado 2 de marzo que condena la invasión.

“La guerra de Rusia contra Ucrania ha hecho que fuese imposible el consenso necesario para un comunicado conjunto que, sin embargo, tenía el apoyo de una inmensa mayoría”, explicó Calviño en la rueda de prensa posterior a la reunión del Comité (IMFC, por sus siglas en inglés), en la que reconoció que la cita no se ha podido desarrollar de la forma habitual por este motivo, informa la Agencia EFE.

El Comité lo forman 24 miembros, entre ellos España (que ocupa la presidencia en la actualidad), Estados Unidos, Reino Unido, Brasil, Argentina, México, Arabia Saudí, Hungría, China y Rusia. Según ha destacado la vicepresidenta, la organización ha obrado siempre a partir del consenso y si por tanto un miembro se desmarca de la mayoría, no se puede lograr el “acuerdo deseado”.  

En la nota emitida por el organismo y que firma únicamente Calviño, los dos primeros párrafos, que van en letra cursiva, citan textualmente la citada resolución de la ONU: “El IMFC recuerda que el 2 de marzo, por mayoría de 141 países, adoptaron la resolución que deplora en los términos más enérgicos la agresión de la Federación Rusa contra Ucrania en violación del Artículo 2 (4) de la Carta de Naciones Unidas y exige que la Federación Rusa cese inmediatamente su uso de la fuerza contra Ucrania”. 

“El IMFC reconoce que la guerra de Rusia contra Ucrania tiene efectos humanitarios masivos y consecuencias y repercusiones perjudiciales para la economía global de forma directa e indirecta. El IMFC pide una resolución rápida a través de canales diplomáticos, incluyendo diálogo político, negociaciones, mediación y otros medios pacíficos para una mayor cooperación internacional y fortalecimiento del multilateralismo para evitar la fragmentación y salvaguardar la integración económica mundial”, añade el comienzo del comunicado de Calviño.

Afrontar la crisis sin abandonar la sostenibilidad fiscal

A continuación, la nota pasa a exponer las conclusiones de la reunión de este jueves. El FMI apuesta por que los países den respuesta a las múltiples crisis abiertas, desde los efectos de la guerra en Ucrania hasta la inflación disparada, sin abandonar los objetivos de sostenibilidad fiscal a medio y largo plazo.

No se trata de elegir entre alternativas, según ha expuesto Calviño en la rueda de prensa. “No es cuestión de tener que apostar por una cosa o la otra. Debemos ser muy efectivos respondiendo de manera coordinada y firme a cualquier riesgo y crisis sin perder de vista los objetivos a largo plazo de estabilidad financiera y sostenibilidad fiscal”, ha subrayado.

La directora gerente del FMI, la búlgara Kristalina Georgieva, ha indicado asimismo que los países deben mantener la capacidad de hacer frente a las crisis pero asegurando que su implementación se produce de forma “sabia”: “Hay que centrarse en las poblaciones y las partes de la economía más vulnerables, pero anclando los planes en un marco de sostenibilidad fiscal a medio plazo”.



MÁS INFORMACIÓN