Cabo Verde autoriza la extradición a EE UU de Alex Saab, presunto testaferro de Maduro | Internacional


Una imagen del empresario Alex Saab sobrepuesta en una de Nicolás Maduro, presidente de Venezuela.
Una imagen del empresario Alex Saab sobrepuesta en una de Nicolás Maduro, presidente de Venezuela.Jhonn Zerpa/Prensa Miraflores/dp / Europa Press

El Tribunal Constitucional de Cabo Verde ha autorizado la extradición a Estados Unidos del empresario colombiano Alex Saab, presunto testaferro de Nicolás Maduro, presidente de Venezuela. Washington le reclama por un supuesto blanqueo de dinero. La máxima instancia judicial del país insular africano, donde Saab se halla detenido desde junio de 2020 a petición de Estados Unidos, juzgó “improcedente” el recurso interpuesto por la defensa contra la supuesta inconstitucionalidad del arresto del empresario para intentar frenar su extradición.

El Constitucional publicó en su web oficial una resolución de 194 páginas en la que da respuesta al recurso en el que Saab alegaba que durante el proceso de extradición “se aplicaron reglas inconstitucionales”. La Corte vino a dar la razón a dos instancias inferiores, el Tribunal de Apelaciones de Barlavento y el Tribunal Supremo de Justicia, que ya habían autorizado en 2020 y el pasado marzo, respectivamente, la entrega del presunto testaferro al país norteamericano. En la práctica, el fallo del TC da vía libre a la extradición.

Más información

Asimismo, el Constitucional avaló la posición del Gobierno caboverdiano, que ya el año pasado dio su aprobación rotunda a la extradición. El veredicto se divulgó este martes después de que la semana pasada el Tribunal de Barlavento, con sede en la isla septentrional de San Vicente, autorizara que el empresario fuera evacuado desde la isla de Sal -donde está detenido- a la capital del país, Praia, por motivos de salud para recibir atención médica especializada.

Sin embargo, no se fijó fecha para el traslado de Saab desde la también norteña Sal, en la que cumple un régimen de arresto domiciliario, a una residencia en la sureña isla de Santiago, donde se encuentra Praia.

El pasado 2 de diciembre, el Tribunal de Justicia de la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO), bloque de países al que pertenece Cabo Verde, dictaminó que se le debía conceder acceso, sin restricciones, a médicos especialistas de su elección, pese a las reticencias iniciales de las autoridades caboverdianas.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

El Tribunal de la CEDAO también falló contra la extradición de Saab y hasta ordenó su “liberación inmediata”. Asimismo, el Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas ordenó el pasado junio que se concediera a Saab acceso sin restricciones a atención médica especializada y que se detuviera cualquier extradición a Estados Unidos.

Sin embargo, esos intentos de detener la entrega a EE UU han resultado infructuosos ante la justicia caboverdiana, en un proceso en el que la defensa ha argumentado siempre que era “ilegal” y que tenía motivaciones políticas.

“Mi detención ilegal tiene una motivación totalmente política y es patético que el Gobierno de Cabo Verde haya doblado la rodilla ante (…) EE UU”, declaró a EFE el propio Saab en una entrevista hecha a comienzos de marzo pasado desde su cautiverio en Sal, al asegurar que “no colaboraría” con Washington si fuera extraditado.

El exjuez español Baltasar Garzón, miembro del equipo de abogados de Saab, llegó a afirmar el año pasado que “se está instrumentando por parte de EE UU a la jurisdicción caboverdiana para conseguir un objetivo político en su guerra particular, su guerra económica y guerra jurídica, contra Venezuela y todos sus altos responsables”.

El empresario fue detenido el 12 de junio de 2020 cuando su avión hizo escala para repostar en el Aeropuerto Internacional Amilcar Cabral de Sal, respondiendo así a una petición de EEUU cursada a través de Interpol por supuestos delitos de blanqueo de dinero, pero la defensa alega que esa alerta se emitió después del arresto.

Tras su detención, Venezuela insistió en que Saab es un ciudadano venezolano y un “agente” del Gobierno, que se hallaba “en tránsito” en Cabo Verde, por lo que sus abogados sostienen que “tenía derecho a la inviolabilidad personal como enviado especial de Venezuela”

Sigue toda la información internacional en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal.

https://platform.twitter.com/widgets.js



MÁS INFORMACIÓN

A %d blogueros les gusta esto: