Bitcóin tropieza en su debut en El Salvador


El Salvador se convirtió ayer en el primer país del mundo en declarar el bitcóin moneda de curso legal, un polémico plan del popular presidente Nayib Bukele que arrancó con la caída del sistema por la fuerte demanda y generó fuertes oscilaciones en el precio de la criptomoneda.

El polémico plan de Bukele, que genera oposición entre la mayoría de la población, prevé que los salvadoreños usen el bitcóin a la par del dólar, la moneda oficial hace dos décadas, para pagar por cualquier bien o servicio.

Una aplicación en el teléfono celular, la “Chivo wallet”, funciona como una billetera electrónica para comprar o vender con bitcóins, y 200 cajeros automáticos fueron instalados en todo el país para convertir bitcóins en efectivo.

Pero el sistema falló en la mañana durante varias horas, y las personas se agolparon en torno a un cajero en el centro histórico de San Salvador.

“Por unos momentos no funcionará @chivowallet, la hemos desconectado mientras aumentamos la capacidad de los servidores de captación de imágenes”, escribió Bukele en Twitter, y pidió “un poquito de paciencia”.

En el Mercado Central, los vendedores pregonaban la fruta y verdura en dólares. “¿Bitcóin? No”, dijo una comerciante cuando un cliente le preguntó si lo aceptaba.

Tras cotizarse a media jornada sobre los 52 mil dólares en el mercado asiático, el precio del bitcóin sufrió un duro revés y se desplomó a $43 mil en los mercados europeos, aunque luego se recuperó hacia los $47 mil .

El gobierno asegura que el bitcóin estimulará la economía que, desde su dolarización en 2001, ha estado estancada con una media de crecimiento entre el 2% y 4%, y que en 2020 se contrajo un 7,9% en medio de la pandemia del coronavirus (Covid-19).



MÁS INFORMACIÓN