Aumentan los ataques racistas en Francia, aunque solo un 2% son denunciados

Los ataques racistas han aumentado en Francia para todos los grupos étnicos, salvo para los judíos, pero sólo un 2 % son denunciados ante la Justicia debido a las dificultades para poder calificar el delito, según la Comisión Nacional Consultiva de Derechos Humanos (CNCDH). La Comisión estima que 1,2 millones de personas mayores de 14 años han sido atacados por su raza al menos una vez al año.

“No son opiniones, son delitos” subrayó este lunes la ministra de Igualdad francesa, Isabelle Lonvis-Rome, refiriéndose a los discursos racistas y antisemitas, al presentar en una rueda un informe del CNCDH, un organismo público independiente de carácter consultivo.

Los autores de este informe, que se publica de forma periódica, señalaron que las dificultades para los denunciantes a la hora de demostrar que han sido víctimas de actos racistas desalienta a muchos a la hora de denunciarlos. La tolerancia a las minorías en Francia se encuentra en su mejor momento desde que existen registros, con un 68% del índice que mide ese fenómeno en 2021, frente al 66% en 2019 y el 54% en 2013.


La tolerancia con la población negra alcanzó el pasado año el 80 % con ese índice y con los judíos el 79%. Estos eran los grupos minoritarios más ampliamente aceptados. En el otro extremo, los gitanos eran los menos tolerados por los encuestados, con un 52% de aceptación.

Sobre los principales prejuicios analizados por la CNCDH, un 38% de los encuestados creían que “el Islam es una amenaza para la identidad de Francia” y casi la mitad (un 49 %) que “hay demasiados inmigrantes hoy día en Francia”. Por otra parte, un 81,5% de los participantes en el estudio afirmó que es necesaria una lucha enérgica contra el racismo.

Según los datos del Gobierno, los ataques raciales denunciados aumentaron en los dos últimos años para todos los grupos étnicos, excepto para los judíos, con una caída del 14% desde 2019.

La tendencia a considerar a diferentes grupos minoritarios al margen de la sociedad ha disminuido de 2019 a 2022 de forma general, excepto hacia las personas originarias de Asia. Para las personas de origen asiático, este prejuicio ha aumentado de un 25% a un 27% en 2022, y eso ha afectado de forma particular a la población procedente de China, con un 36% de los encuestados (un 34% en 2019).

Además, responsables del CNCDH explicaron en una rueda de prensa que los ataques contra los franceses con raíces asiáticas han subido en este año. La comisión destacó que, de acuerdo con sus estimaciones, 1,2 millones de personas de 14 años o más (un 2,2 % del total de ese rango de dad), sufren cada año al menos un ataque racista (injurias, amenazas, violencia o discriminaciones).

Estos ataques racistas, xenófobos o antisemitas dan lugar a “pocas denuncias y pocas condenas”, avisó Magali Lafourcade, secretaria general de CNCDH.

Para este organismo, es necesario mejorar los medios para interponer denuncias, formar a las fuerzas del orden y magistrados en estas problemáticas, y favorecer medios de escucha y acompañamiento para las víctimas. “El racismo no desaparece, pero la manera en la que se presenta evoluciona“, afirmó Nonna Mayer, directora de investigación emérita del Centro Nacional de Investigación Científica (CNRS).

MÁS INFORMACIÓN