Aumenta inquietud en China por deuda de inmobiliaria Evergrande



El endeudamiento del gigante inmobiliario Evergrande aumentó el temor a la quiebra de esta gran empresa inmobiliaria china, que podría desencadenar una situación de inestabilidad social y económica en el país.

Obligada en agosto por Pekín a solucionar “activamente” sus problemas de deuda, la empresa afirmó “hacer todo lo posible” para mantener sus actividades a flote. Pero algunos acreedores comenzaron a reclamar el reembolso “inmediato” de sus deudas, indicó Bloomberg.

Evergrande es uno de los mayores grupos privados chinos, con cerca de 200,000 empleados directos y 3.8 millones indirectos, según la empresa.

Es, a su vez, uno de los principales promotores inmobiliarios de China, con una presencia reivindicada en más de 280 ciudades.

Su presidente, Xu Jiayin es la quinta fortuna del país, según la consultora especializada Hurun.

Además de por las inmobiliarias, Evergrande es conocido en China por su club de fútbol, el Guangzhou FC, que entrena el campeón del mundo italiano, el ex futbolista Fabio Cannavaro.

Un proceso de diversificación que, desde hace unos años, llevó a la empresa a invertir en sectores muy diferentes.

Presente en el floreciente mercado de la alimentación y el agua mineral con Evergrande Spring, también creó parques de ocio para niños, que deseaba fueran “más grandes” que los de su rival, Disney. También está presente en el turismo, internet, tecnología digital, seguros, salud e incluso el coche eléctrico.



Source link