así funciona este tipo de préstamo


Una de las decisiones más importantes en la vida de una persona llega en el momento de adquirir su primera vivienda en propiedad. Para hacerlo, la mayoría de futuros propietarios recurren a una hipoteca, de modo que este término es de conocimiento general.

Sin embargo, un préstamo no tan conocido por la gente es la llamada “hipoteca inversa”, la cual, si bien sigue estando relacionada con viviendas en propiedad, presenta una naturaleza completamente diferente y está dirigida a un tipo de usuario muy concreto.


¿Qué es una hipoteca inversa?

Por norma general, denominamos hipoteca inversa a aquellas operaciones alcanzadas con una entidad financiera para convertir en dinero el valor que representa una vivienda en propiedad, manteniendo siempre los derechos de titularidad.

Es el banco el que abona una renta mensual al cliente a cambio de que este ofrezca su vivienda como garantía de dicho préstamos

“Se trata de un tipo de préstamo hipotecario en el que se revierte por completo el concepto tradicional de hipoteca, pues es la entidad bancaria la que abona una renta mensual al cliente a cambio de que este ofrezca su vivienda como garantía de dicho préstamos”, explica a 20minutos Ferran Font, director de Estudios del portal inmobiliario pisos.com.

Público potencial: mayores de 65 años

El público potencial de este producto son clientes por encima de los 65 años -o 70 en el caso de otras entidades financieras- que poseen una vivienda en propiedad, pues el objetivo de la hipoteca inversa, detalla Font, es complementar los ingresos de personas de la tercera edad alcanzada la jubilación.


Pagar con dinero en efectivo activa en el cerebro el sistema de aversión a la pérdida.

Qué tipos de hipoteca inversa existen

Del mismo modo, Carles Solé, gerente de formalización hipotecaria de Tecnotramit, señala que existen diferentes tipos de hipoteca inversa, cada uno con sus respectivos plazos y condiciones.

En primera instancia, el importe en cuestión de las entregas mensuales -o única en el caso de que haya sido pactado por ambas partes- a percibir por el propietario se incrementará en función de su edad y el valor de la vivienda hipotecada.

“Del mismo modo”, continúa el experto, “interviene aquí también si la hipoteca inversa contratada es vitalicia o temporal. En el primer caso, el importe a percibir será más bajo, mientras que, en el segundo, por norma general, quedará limitado hasta que se alcance lo prestado en el importe de tasación de la vivienda”.

¿Cómo se devuelve una hipoteca inversa?

Otra de las peculiaridades de la hipoteca inversa es su método de devolución. En este caso, detalla Solé, “no debe ser realizada necesariamente por el prestatario a lo largo de la vigencia del contrato, sino que recae sobre sus herederos en el momento de su fallecimiento”.

Cómo afecta a los herederos

Es por esto que, en el momento de elegir este tipo concreto de préstamo, el beneficiario deberá tener muy en cuenta que la devolución de aquel importe que haya ido percibiendo recaerá sobre sus herederos, pues no solo heredarán el inmueble, sino su hipoteca inversa también.

“Llegados a este punto”, asegura Font, “los herederos en cuestión deberán reunirse y decidir cómo van a hacer frente a la parte restante de la deuda que se ha ido acumulando durante el tiempo”.


Una hipoteca.

El director de estudios de pisos.com señala tres alternativas viables para llevar a cabo este proceso. En primer lugar, en el caso de disponer de dinero suficiente, los herederos pueden utilizar sus propios fondos para pagar el préstamo. Como este caso es el menos común, las vías principales se reducen a dos.

“Por un lado pueden optar por vender el inmueble en cuestión para obtener liquidez y recolectar los fondos suficientes para el pago de la deuda. Aunque, por otro, podrían también recurrir a la opción de contratar una nueva hipoteca sobre esa misma vivienda heredada para que esos pagos les ayuden a pagar la deuda pendiente”, concluye.



MÁS INFORMACIÓN