Así destituyeron a ‘Chinto’ Gómez de la Policía


La Junta Disciplinaria Superior de la Policía Nacional determinó la baja del comisionado Jacinto Chinto Gómez, por “supuesta desobediencia ostensible”. Esto, luego de una investigación realizada por la Dirección de Responsabilidad Profesional (DRP).

Gómez, quien estuvo a cargo de la custodia del expresidente Ricardo Martinelli cuando llegó al país extraditado de Estados Unidos por el caso de los pinchazos, fue dado de baja en una audiencia celebrada por la mecionada Junta Disciplinaria, el pasado jueves 2 de enero.

Gómez, además, fue subsecretario del Consejo de Seguridad Nacional en el gobierno pasado, instancia que denunció la pérdida de un equipo presuntamente utilizado para espiar comunicaciones.

Los hechos

Fuentes de la Policía Nacional, que solicitaron el anonimato, revelaron que Gómez, quien se encontraba asignado a la Dirección de Ingeniería e Infraestructura de la entidad, fue contactado el pasado jueves por un capitán que forma parte del equipo que escolta a Jorge Miranda, director de la Policía. Este lo condujo a la Junta Disciplinara Superior, compuesta por los comisionados Manuel Castillo, actual director de la Dirección de Investigación Judicial (DIJ); Carlos Delgado, director de la Dirección de Investigación Judicial (DIP), y Francisco Asprilla, director de Armamento. Allí le comunicaron su destitución

Gómez solicitó tiempo para hacer sus descargos, y la presencia de un abogado. No se lo permitieron. Entonces le dieron de baja, y sin derecho “a jubilación del cargo”.

Gómez puede apelar ante Miranda y, en segunda instancia, recurrir ante el ministro de Seguridad, Rolando Mirones. Si la baja es confirmada por estas dos instancias, puede presentar un recurso ante la Sala Tercera de lo Contencioso Administrativa de la Corte Suprema de Justicia.

Tanto Jorge Miranda como Manuel Castillo tuvieron cargos en la institución en el gobierno de Martinelli. Miranda fue director de Inteligencia de la Policía, entre junio de 2012 y julio de 2014, mientras que Castillo fue jefe de la DIJ.

Versión de la Policía

Un comunicado de la Policía Nacional detalla que la sanción aplicada a Gómez obedece a una investigación realizada por la Dirección de Responsabilidad Profesional de la Policía, “por un acto de desobediencia”. Explicaron que supuestamente no acató un decreto de destitución firmado por el expresidente Juan Carlos Varela (2014-2019) y el exministro de Seguridad Pública Alexis Bethancourth.

La Policía también ordenó el traslado del comisionado Daniel Arroyo, que estuvo asignado al Ministerio Pública en la administración de Kenia Porcell. Ahora estará en seguridad penitenciaria de La Joya.

Carlos Herrera Moran (Izq.), abogado de Mauro Zuñiga, alegó que las   denuncias de Martinelli son para amedrentar. Archivo

Carlos Herrera Moran (Izq.), abogado de Mauro Zuñiga, alegó que las denuncias de Martinelli son para amedrentar. Archivo

Contra el testigo

Ismael Pittí, quien actuó como testigo protegido en el proceso seguido a Martinelli, fue denunciado por Alfredo Vallarino, del equipo de abogados del exmandatario.

Vallarino presentó una denuncia ante el Ministerio Público por considerar “excesivos” los salarios que Pittí recibe como agregado militar de Panamá en Washington, y el que tiene como oficial de la Policía.

El pasado 29 de septiembre, la defensa de Martinelli anunció la presentación de acciones legales contra Pittí. Alegan que cobró la suma de $8 mil 440 mensuales, lo que en cinco años representaría un monto de $500 mil.

Sin embargo, el abogado Rosendo Rivera, querellante en el proceso contra Martinelli, aseguró que esta denuncia “es poco viable”, ya que los jueces del Tribunal de Juicio, que declararon “no culpable a Martinelli en agosto pasado, en su resolución de absolución nunca hablaron de que el testigo hubiese incurrido en falso testimonio.

Rivera enfatizó en que todo es parte de la estrategia de Martinelli: denunciar a los querellantes y personas que lo acusaron. Recalcó que durante el juicio no se registró ninguna declaración en la que se establezca que el testigo protegido recibió dinero para declarar de una determinada manera. Dijo que el Estado cumplió con la función de proteger al testigo, y por ello lo envió fuera del país.

En tanto, Carlos Herrera Morán, abogado de Mauro Zúñiga, otro de los querellantes del caso que se le siguió a Martinelli, alegó que se trata de una estrategia de amedrentamiento contra testigos, magistrados, fiscales, abogados y periodistas. Herrera Morán recordó que él también ha sido objeto de demandas por parte del expresidente.

El jurista estimó que esto revela cierto grado de aprehensión, por lo que podría suceder con los recursos contra el fallo que declaró “no culpable” a Martinelli.

El caso está en la Sala Penal de la Corte, instancia que desde ahora está presidida por la magistrada María Eugenia López Arias. Le acompañan en la sala Maribel Cornejo y Asunción Alonso (suplente de José Ayú Prado, impedido en este caso).

Pinchazos

La casación y el recurso de nulidad presentados contra el fallo del Tribunal de Juicio que declaró no culpable a Ricardo Martinelli estaban en manos del magistrado Wilfredo Sáenz, quien era suplente de Harry Díaz.

Ambos concluyeron su período como magistrados de la Corte el pasado 2 de enero. Ahora, los dos recursos han sido asignados a la magistrada Maribel Cornejo, que reemplazó a Díaz en la Sala Penal de la Corte.



Source link

A %d blogueros les gusta esto: