Aprovechando la crisis de los chips, las tragaperras en Japón dan procesadores en vez de dinero


Las tragaperras que se han puesto de moda en Japón son muy distintas a las que conocemos aquí. En el país asiático ahora se juega buscando un microchip de última generación y, en lugar de escuchar el mítico sonido de las monedas, escuchan cómo cae el silicio.

El minitelevisor tiene 11 temporadas de la serie.

En la actualidad, varias empresas han notificado la escasez mundial que existe de microchips. Esta situación ha provocado que la idea de crear una máquina expendedora que dé chips resulte curiosa en estos momentos.

El aparato está repleto de cajas de procesadores AMD Ryzen 5000, que se tratan de los últimos chips de AMD que son los más potentes. Para que la tragaperras saque uno de ellos, las personas deben depositar unas cuantas monedas en su interior y se llevarán un premio seguro.

De este modo, el cliente solo debe pagar 8 euros a cambio del chip. Sin embargo, ese producto no tiene que ser realmente un procesador Ryzen 5000, sino chips antiguos y casi todos de segunda mano.

A pesar de estar metidos en cajas de los últimos chips de AMD, lo que hay dentro no tiene por qué corresponderse a ellos. Según un cartel que está colocado en la propia máquina expendedora, el premio es aleatorio por lo que la publicidad no es engañosa.

El precio de una criptomoneda Decred está valorado en 144 euros.

Según un vídeo de YouTube, generalmente los procesadores que se obtienen son inservibles, ya que, al tratarse de chips antiguos, son incompatibles con las placas de base que se utilizan hoy en día. 

No obstante, la oportunidad de lograr un AMD Ryzen 5000 en esa máquina expendedora por 8 euros realmente sale más rentable si se compara con los más de 300 euros que valen en la actualidad.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.



MÁS INFORMACIÓN

A %d blogueros les gusta esto: