Alza del combutible, medicinas y alimentos, Ejecutivo no actúa


El barril de petróleo para entrega en junio cerró ayer en $105.7, un precio que marca los costos del combustible en el corto plazo. Sin embargo, el Gobierno no plantea una alternativa que ofrezca una ayuda para todos los sectores productivos del país, que tratan de incorporarse a la reactivación económica.

Con las alzas de los combustibles, este gasto se ha duplicado en los últimos meses para todos los panameños que tienen vehículo, ha subido el presupuesto de las empresas que se dedican al transporte de carga, así como el gasto de las industrias locales. Ayer, el Gabinete aprobó $8 millones para mitigar los efectos del alza del precio del combustible solo para el transporte público, colectivo y selectivo. No se detalló cómo se aplicaría.

A esta alza de los combustibles se suma el aumento en la canasta básica de alimentos en casi $12 en un año y los medicamentos.

Además, los pacientes se quejan de los altos precios de los fármacos para la hipertensión, el colesterol y de los antibióticos, entre otros.

El precio de los combustibles se comenzó a acelerar en febrero y se ha mantenido tras la invasión de Rusia a Ucrania.

Desde entonces, los derivados que Panamá compra en el mercado internacional comenzaron a aumentar reflejando un precio final al consumidor de más de $5 el galón de diésel y $4.80 el galón de gasolina, actualmente en las ciudades de Panamá y Colón.

Surgió la propuesta legislativa de suspender temporalmente el cobro del impuesto al consumo de los combustibles pero a última hora el proyecto fue modificado.

Desde el Ejecutivo alegaron que con ese impuesto se cubre parte del subsidio al tanque de gas de 25 libras. Finalmente se aprobó un fideicomiso de compensación, rebaja y estabilización del aumento del precio de los combustibles.

El proyecto de ley aprobado en tercer debate, casi al cierre del pasado periodo legislativo, fue enviado al Ejecutivo el 5 de mayo, pero hasta la fecha no se ha sancionado ni vetado.

Previamente, la Cámara de Comercio, Industria y Agricultura de Panamá también lanzó la idea de crear un fideicomiso de compensación o estabilización de precios para el combustible. La finalidad, según el gremio, es que en el momento que se tenga un precio por debajo del rango, se pueda reservar o ahorrar, trasladando parte de ese ahorro al consumidor y una parte quedaría dentro del fideicomiso.

Desde el Consejo Nacional de la Empresa Privada (Conep), el presidente Rubén Castillo considera que se puede analizar la posibilidad de suspender temporalmente el cobro del impuesto de 60 centésimos por galón de gasolina y 25 centésimos por galón de diésel. Igualmente Castillo considera que se puede hacer una campaña de racionalización del consumo y de repente ajustar los horarios de la actividad del sector público.

Otra alternativa propuesta a mediano plazo es estimular el uso de vehículos eléctricos.

A finales de marzo se instaló la Comisión de Alto Nivel para analizar el impacto en el país de la guerra entre Rusia y Ucrania, conflicto que tiene mucho que ver con el alza del combustible, pero hasta la fecha se desconoce el nivel de avance.

Medicamentos

La mesa técnica de trabajo instalada el 21 de febrero pasado para solucionar el desabastecimiento de medicamentos, liderada por el vicepresidente de la República y ministro de la Presidencia, José Gabriel Carrizo, hizo el 14 marzo pasado dos recomendaciones a corto plazo al presidente de la República Laurentino Cortizo, para resolver la falta de medicinas en farmacias y hospitales.

La primera fue reglamentar mediante Decreto Ejecutivo el procedimiento para la adquisición de medicamentos en caso de desabastecimiento crítico; y también que Panamá se afilie al Observatorio de Medicamentos Regionales, a través de la Oficina de Naciones Unidas.

Sin embargo, los miembros de la mesa técnica no han sido convocados a una nueva reunión, luego de las recomendaciones presentadas y que el 11 de abril pasado comenzó el proceso de licitación para la compra de 129 medicamentos para la Caja de Seguro Social.

La presidenta de la Fundación de Artritis Reumatoide de Panamá, Enma Pinzón, hizo un llamado al vicepresidente a que continúen los trabajos de las cinco mesas de subcomisiones conformadas para tratar el tema de los medicamentos, ya que las mismas entregaron recomendaciones para mejorar el problema del desabastecimiento a mediano y largo. “Estas propuestas deben llevarse a final término”, dijo.



MÁS INFORMACIÓN