Alain Delon confiesa que ha sido acosado por “dos o tres mujeres” en su juventud


El actor Alain Delon, en una imagen de 2014.
GTRES

El actor Alain Delon, una de las grandes figuras del cine francés, ha confesado haber sido acosado por varias mujeres en su juventud, y ha señalado que lo aceptó y nunca recurrió a la Policía.

“El acoso no nació con el productor Harvey Weinstein… (…) Yo fui víctima de acoso cuando era más joven. Hubo dos o tres mujeres que se me tiraron encima. Lo acepté, estuve contento, y no llamé a la Policía”, ha indicado en una entrevista publicada este viernes en el diario Le Monde.

El intérprete, de 82 años, recalcó que con el escándalo por los abusos sexuales que se inició con las denuncias contra Weinstein se plantea la cuestión de la autoridad.

“Él es el jefe con doce secretarias, de las que tres le excitan. Se merecía un buen tortazo, pero más allá, no se puede negar que hay mujeres que te van a tirar una maceta y otras que van a aceptar”, añadió.

Delon, gran figura erótica masculina de la segunda mitad del siglo XX en Francia, recalca que fueron las mujeres quienes le llevaron a actuar. “Caí en este oficio gracias a las mujeres”, rememoró el actor, que recuerda que quería ver en sus ojos que era “el más guapo, el más grande, el más fuerte”.

Desde entonces, una amplia trayectoria con títulos como Rocco y sus hermanos (1960), A pleno sol (1960) o El gatopardo (1963), de manos de los principales nombres del séptimo arte, como Luchino Visconti.

El actor confirmó además en Le Monde su intención de no volver a ponerse delante de la cámara, que ya había comentado el pasado mayo. “Tengo una carrera tan excepcional que no quiero hacer ese filme de más. Los cineastas con los que podría rodar están muertos. Paré hace diez años con Astérix. (…) No veo qué podría hacerme hacer una película. En todo caso me tendrían que presentar una historia de ensueño”, sostuvo.

Su único lamento, afirmó, fue no haberse puesto nunca a las órdenes de una directora: “Se lo he dicho a todo el mundo, y nadie se ha movido. (…) Deben de tener miedo”, concluyó el actor, que avanzó que su retirada definitiva quiere que sea con la obra de teatro Le crépuscule d’un fauve, de Jeanne Fontaine.

Delon, operado en septiembre del año pasado por un problema cardíaco que sufría desde hacía años, recalcó que espera a estar totalmente recuperado físicamente antes de subirse al escenario, y confió en poder hacerlo “muy pronto”.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook