Al menos 15 niñas muertas y 38 heridas en un incendio en un orfanato de Guatemala


Incendio en un orfanato de Guatemala. (EFE)

Al menos quince niñas fallecieron y otras 38 resultaron heridas en un incendio registrado durante la madrugada en el orfanato Hogar Seguro Virgen de la Asunción, situado en la localidad de San José Pinula, a unos 20 kilómetros de Ciudad de Guatemala dentro de una protesta por el trato que sufrían.

Según Prensa Libre, el martes por la noche unos 60 adolescentes consiguieron escapar del centro durante una serie de incidentes en los que se produjeron destrozos en las instalaciones.

Un centenar de personas se han concentrado en las inmediaciones para pedir a las autoridades las identidades de las fallecidas y los heridos, pues hasta el momento no han recibido información.

Quema de colchones

Fuentes policiales han indicado que los menores se habían amotinado porque no querían estar en el centro y se habían quejado de maltrato por parte de los monitores y de la mala calidad de la comida. El defensor de la Procuraduría de Derechos Humanos (PDH), Abde Paredes, explicó a la prensa que los menores quemaron las colchonetas en las que duermen y las llamas se extendieron al resto de instalaciones, impidiéndoles escapar.

Hasta el centro, en el que suelen residir chicos y chicas con problemas familiares, han llegado miembros de las familias de los internos para interesarse por su suerte. “No comprendo por qué pasan estas cosas, si es un lugar de protección. No nos dan información de nada”, ha contado a una radio local el padre de uno de los internos, que había ido a visitarle.

Posibles abusos

Con los ojos llorosos y la cabeza cabizbaja, padres, madres y hermanos de algunos de los recluidos exigen saber la verdad. El padre de Pablo, un niño de 14 años, contó que su vástago está en el centro pero desconoce su estado. Sin embargo, no duda en denunciar que, al igual que muchos otros que están dentro, es víctima de abusos.

“Eso es trata de personas. Es una porquería. Tiene golpes cuando lo vengo a ver y si le pregunto quién se los hizo se molesta”, asegura este hombre, que prefiere no dar a conocer su nombre, acompañado de otro de sus hijos.

Un grupo de mujeres comentó los testimonios de los pequeños sobre que son “golpeados y violados”. “No son criminales, ni animales. Son niños, son personas, son adolescentes”, gritó una de ellas.

El centro ha estado envuelto en polémica desde el año pasado. Al menos 47 jóvenes se fugaron, lo que llevó a la Secretaría de la Presidencia encargada de la guardia y custodia a destituir en su momento al director.

Las autoridades investigan desde entonces los hechos y una jueza decretó el cierre paulatino del centro, motivo que llevó a dos magistradas de la Corte Suprema de Justicia, entre ellas la expresidenta del organismo Silvia Patricia Valdés, a presentarse en el lugar para verificar la situación.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook